Videojuegos, Distanciamiento Social Y Aprendizaje

74

Dentro de las múltiples posibilidades y los retos que plantea la educación a distancia, vista desde el preocupante escenario de la pandemia global, se encuentra el hecho inevitable de utilizar a fondo todas las posibilidades tecnológicas que existen. En el Taller de Orientación Vocacional, que se realizará en el Espacio Aladelta, se profundizará todas estas circunstancias. Así como los videojuegos, el distanciamiento social y el aprendizaje, elementos agradables para enseñar y aprender.

Desde luego que las redes sociales están, hoy más que nunca, cumpliendo un papel esencial en esta materia. Alumnos y educadores han tenido que comenzar a utilizarlas plenamente, al tiempo que deben actualizar el conocimiento de las mismas.

Estas plataformas pasaron de ser un entretenimiento, a constituirse en eficientes herramientas de trabajo. Pero, aparte de las dinámicas mismas de las redes sociales; existen otras alternativas que igual contribuyen al aprendizaje en línea, marcando, por supuesto, las reglas del distanciamiento social.

En este sentido, la referencia va, en concreto, a los videojuegos. Como bien lo señala el licenciado en Psicología Ignacio Diorio, director del Espacio Aladelta: “No tengo la menor duda de que los juegos en línea ofrecen, a los niños y jóvenes estudiantes, una oportunidad única de contacto y socialización en tiempos de distanciamiento social. Bastaría con señalar algunas plataformas existentes para tales fines y comprobar su elevada demanda y eficacia al respecto”.

Aprender A Través Del Juego

En poco menos de tres meses, una de las plataformas más utilizadas en todo el mundo para juegos en línea, Steam, superó los 22 millones de usuarios activos, siendo así que el juego Call of Duty Warzone alcanzó la cifra de 17 millones de usuarios. El video juego Animal Crossing estableció una cifra impresionante de 11 millones de jugadores.

De este modo, se podría afirmar que está ocurriendo un claro éxodo digital sin precedentes en la comunidad de aficionados a los videojuegos. La pregunta que se debe hacer es cómo se vincula este hecho con el distanciamiento social, la educación y lo que podríamos llamar; en buen sentido, la salud mental de estos niños y jóvenes.

Sobre todo, y especialmente, cuando el tiempo dedicado a la realidad virtual es complemento de otras prácticas que recrean la imaginación y fortalecen la capacidad de combatir el encierro a partir de re-crear mundos simbólicos.

“Me refiero específicamente a actividades como la lectura, o los juegos de mesa en familia, que son parte de las actividades que de pronto también están empezando a recobrar vida conforme avanza la cuarentena”, agrega Ignacio Diorio.

Taller de Orientación Vocacional La Mejor Oportunidad

Para explorar estas alternativas, en el Espacio Aladelta han diseñado un Taller de Orientación Vocacional; el cual es un excelente ambiente para hallar respuestas oportunas a múltiples inquietudes educativas. Por razones específicamente sanitarias, cientos de escuelas y universidades alrededor del mundo han tenido que cerrar sus aulas.

Esta situación ha conducido a que los estudiantes se sientan obligados, no solamente a seguir asistiendo a clases en línea para proseguir su formación académica. Sino también a tratar de buscar instancias de interacción y cooperación fuera de la escuela. Instancias que permiten fortalecer el desarrollo de sus habilidades sociales y, desde luego, su inteligencia emocional.

Este espacio, poco a poco y de manera sorpresiva, se está poblando con los videojuegos y con las experiencias que surgen del encuentro de jóvenes de distintas partes de Argentina y de Latinoamérica. Así las cosas a través de la tecnología y en presencia de una guía profesional logran explorar el alcance de sus deseos de desarrollo personal y profesional de un modo innovador.

Jugadores En Busca Del Conocimiento Perdido

Previo a la pandemia, la principal y usual dinámica que existía en el contexto de la comunidad de aficionados a los videojuegos, estaba caracterizada, en esencia, por el simple interés de jugar.

Las personas que se conocían en las sesiones multijugador de videojuegos; usualmente comenzaban a establecer amistades fortuitas y lejanas entre todos y de este modo, comenzaba una especie de intercambio grupal más o menos consistente.

Sin embargo, hoy estamos presenciando un fenómeno contrario. Niños y jóvenes estudiantes están usando las plataformas de juego; con el objeto de tener contacto con las amistades que ya tenían en la escuela y de las cuales han estado alejados por las medidas de distanciamiento social.
Roblox, una plataforma de creación de videojuegos, es probablemente una de las más usadas por los estudiantes para realizar actividades cooperativas en línea, ser creativos y mantener una sana frecuencia de interacción social con otros niños y jóvenes.

Niños Y Jóvenes Crean E Interactúan Al Mismo Tiempo

Esta plataforma de videojuegos es bastante parecida a Minecraft en el sentido de que la misma les ofrece a los usuarios un grupo de herramientas para crear diversos entornos desde cero; pero Roblox lo lleva un paso más allá permitiendo crear juegos completos que pueden ser compartidos y también vendidos.

En consecuencia, los jugadores no solo se están divirtiendo y compartiendo con otros usuarios, también aprenden las bases de cómo se estructura un juego con base en el código. Por ello, la respuesta de niños y jóvenes a juegos que les permiten ser creativos y sociales, ha sido enorme.

Roblox cuenta con alrededor de 150 millones de usuarios activos al mes. Según esta empresa, 52% de los adolescentes están pasando más tiempo con amigos que conocían previamente de forma presencial y el 69 % está jugando más debido a las condiciones de aislamiento impuestas por la pandemia.
Estos exitosos relatos de programadores jóvenes que han usado Roblox para potencializar sus proyectos de juego; muestran el poder de la plataforma más allá de su uso como pasatiempo creativo y vehículo de interacción para aliviar los efectos del aislamiento.

El Talento Puesto En Función Del Aprendizaje

Aprender a partir del juego, de lo lúdico, puede realizarse desde edades muy tempranas. Muchos de estos jóvenes atestiguan haber empezado a diseñar en Roblox cuando tenían apenas nueve años. Los expertos aseguran que estas plataformas son enormemente beneficiosas. Los usuarios de estas plataformas, se están dando cuenta de lo talentosos que son en una gran variedad de cosas; tales como diseño de videojuegos, desarrollo, escribir códigos, crear assets digitales o marketing.

“No cabe la menor duda de que el juego puede ser una puerta de entrada para interesarse en una carrera de ciencias en Computación o el mundo de la inteligencia artificial, en diseño gráfico o en arte. Se trata, en efecto, de un pasatiempo bien aplicado; pero con supervisión de los padres y maestros puede ser una herramienta muy útil, no únicamente para mejorar el presente de niños y jóvenes. También para ayudarlos a imaginar y forjar un futuro con base en habilidades reales y muy útiles; que por otra parte serán esenciales en un futuro cada vez más cercano”, asegura el licenciado en psicología Ignacio Diorio.