Trasplantaron a testigo de Jehová sin transfusión de sangre

450

El ingenio médico, fue clave para trasplantar a una salteña Testigo de Jehová sin transfusión de sangre. De esta forma, especialistas tomaron en cuenta sus creencias religiosas y salvaron su vida. Se pudo conocer que la mujer de 49 años de edad requería un trasplante de hígado. Su diagnóstico médico, era una hepatitis autoinmune, que amenazaba con acabar con su vida.

Un equipo de 60 especialistas, estuvo a cargo de la importante intervención quirúrgica. Lograron trasplantar el órgano, sin transfusión.

Destaca que es la primera intervención en su tipo en el interior del país. La operación se llevó a cabo en el Hospital Privado de Rosario (HPR). En una intervención sin precedentes, la Unidad de Hígado trabajó multidisciplinariamente, con más de siete servicios médicos, para salvar su vida.

Un avance médico sin precedentes

Uno de los casos que marcó pauta en este tipo de intervenciones, se realizó en el año 2,011. En aquella época, la intervención se realizó en el Hospital Italiano de Capital Federal en 2001.

Se pudo conocer que la paciente ha respondido de manera satisfactoria, tras la intervención. Resalta que este tipo de operaciones es poco usual y difícil de realizar. Hasta la fecha, sólo se han realizado tres en el país. En la Nación se han desatado polémicas, por transfusiones no permisadas, a pacientes Testigos de Jehová. Como se recordará, dicha tradición religiosa, está en contra del intercambio de sangre.

El coordinador de la Unidad de Hígado Andrés Ruf, destacó que intervino un importante equipo. Por tanto, se contó con la intervención en Infectología, Hemoterapia, Terapia intensiva, Anestesiología, Cirugía general, Enfermería e Instrumentistas quirúrgicos.

Expertos destacaron que la paciente presentó un cuadro clínico muy grave y decidieron actuar. Al conocer sus convicciones religiosas, le presentaron la opción que les permitió salvarles la vida. Por lo tanto, esto se convierte en una alternativa para este tipo de pacientes en los que impera el factor religioso.




Deja un comentario