18 C
Buenos Aires
12 junio, 2024 9:59pm

Tarjeta rosa en la Copa América: Una medida para proteger a los jugadores

La CONMEBOL ha aprobado el uso de una tarjeta rosa para la Copa América en una nueva iniciativa que buscar aumentar la protección para los jugadores

Un nuevo nivel de protección

Las concusiones en el fútbol han sido un tema de creciente preocupación. Casos como los de Raphael Varane, David Luiz, y Loris Karius, entre otros. Casos como estos han llevado a la comunidad médica y deportiva a buscar soluciones efectivas para prevenir daños a largo plazo. La tarjeta rosa es una respuesta a esta necesidad

¿Qué es la tarjeta rosa?

Será la primera vez que se use esta regla, y su uso será meramente administrativo. La tarjeta rosa se emplea para realizar una sustitución si existe la sospecha de un traumatismo craneoencefálico o una conmoción cerebral.

Esto significa que, en caso de que un jugador reciba un golpe fuerte a la cabeza, el cuerpo médico podrá solicitar una sustitución adicional. Así, los equipos podrán hacer hasta seis sustituciones por partido (7 en el caso de llegar a jugar tiempos extra).

¿Como funcionará?

La tarjeta rosa no será mostrada por el árbitro principal, sino que su uso estará a cargo de los equipos. Esta sustitución es independiente de las otras cinco permitidas en el partido. Cada equipo tiene derecho a una sustitución con tarjeta rosa, la cual puede realizarse sin importar la cantidad de cambios ya efectuados.

Para efectuar el cambio, el cuerpo médico del jugador afectado deberá informar al árbitro principal o al cuarto árbitro, especificando que el cambio es por una posible conmoción cerebral. Una vez informado, se procederá con el uso de la tarjeta rosa.  

Si un equipo desea realizar una sustitución regular al mismo tiempo que una con tarjeta rosa, deberá usar una de las ventanas disponibles para sustituciones. En caso de haber agotado todas las ventanas de sustituciones regulares, no podrán usar la sustitución por concusión para realizar una sustitución regular.

Cuando se realice una sustitución por contusión, el equipo rival recibe automáticamente la posibilidad de realizar una sustitución extra. El árbitro principal o el cuarto árbitro serán responsables de informar al equipo opuesto que desde ese momento pueden efectuar la sustitución extra.

Al tener la sustitución extra el equipo puede decidir si quiere realizarlo simultáneamente con la sustitución por tarjeta rosa o realizarla después. Esta oportunidad adicional solo puede usarse para una sustitución adicional, pero no para sustituciones regulares.

Un jugador puede recibir evaluación médica en el campo durante tres minutos. Después de este tiempo, puede seguir recibiendo atención, pero fuera de la cancha. Si un jugador sufre de una contusión o se sospecha que puede tener una, no se le permitirá regresar a jugar ni ser parte de la tanda de penales. Adicionalmente, en la medida de lo posible, será acompañado al vestuario o a un centro médico según corresponda.

Una vez terminado el partido el médico del equipo tendrá 24 horas para presentar un formulario SCAT 5 (estándar para evaluar conmociones) del jugador que recibió atención médica, haya este sido sustituido por una tarjeta rosa o no. El documento deberá ser entregado a la comisión médica de CONMEBOL. 

Efecto y caso 

El propósito de esta nueva medida es evitar cualquier tipo de daño a largo plazo para los jugadores, a medida que se aprende más sobre las conmociones cerebrales. Los efectos de los traumatismos craneoencefálicos son bien conocidos en deportes como el fútbol americano, donde varios jugadores jóvenes han desarrollado problemas graves e incluso han sufrido muertes prematuras.

Tal es el caso de Raphael Varane que declaró hace alrededor de un mes para la revista L’Équipe y que ha aprendido sobre la importancia y severidad de las concusiones en el fútbol. El futbolista francés incluso atribuye dos de sus peores partidos a esos traumatismos.

Uno de los partidos fue los octavos de final de la Champions League 2020 contra el Manchester City mientras jugaba para el Real Madrid y el otro partido fue durante los cuartos de final del mundial 2014 jugando para Francia.

Un mes antes del partido contra el City, Varane había recibido un golpe en la cabeza durante un partido de liga que no le permitió terminarlo. El defensor dijo haber seguido el reposo indicado, pero llegando al calentamiento se sintió fatigado. Atribuyendo la fatiga a la descompresión por el final de la temporada, también dijo sentirse “lento” y con problemas de concentración. La combinación de estos problemas lo llevarían a cometer dos errores individuales durante el partido que terminaron en gol para el City, que contribuyeron a que su equipo perdiera el partido y quedase eliminado.

En resumen, la tarjeta rosa se convirtió en una solución innovadora para mejorar las maneras en que se tratan las posibles concusiones que sufren los futbolistas al jugar, y a su vez prevenir los problemas que estas puedan traer en los jugadores. 

Tal vez te interese: Última fecha de la Premier: Todo lo que debes saber

Más articulos

Últimas noticias