Silvia Süller realizó una difícil confesión

161

Silvia Süller y Jacobo Winograd se casaron el 13 de enero en vivo en el programa que conduce Lizy Tagliani para Telefe, El Precio Justo. La felicidad no duró mucho debido a que, un mes después la mediática anunció el fin de su acuerdo con quien fue su amigo durante años a través de su cuenta oficial de Twitter.

Recientemente, Silvia ofreció más detalles de lo que ocurrió entre ellos e hizo una fuerte confesión. “Estoy triste, dolida, desilusionada. Yo hace 34 años que lo conozco pero no es lo mismo hacer teatro o televisión. Yo ya le di un corte definitivo. No fue una boda en serio. Yo quería hacer un reality pero con Jacobo no se puede hacer nada. Es un cavernícola, es muy retórico. No entiende nada”.

A continuación relató que su frialdad le quitó las ganas de todo. No fue un hombre detallista, no la llamó el día de su cumpleaños, ni tuvo ninguna atención. Tampoco dijo nada cuando cumplieron un mes de casados ni el día de los enamorados.

“Me hizo muy mal que el día del cumpleaños no me haya llamado, que no haya tenido una atención conmigo. No me dijo nada cuando cumplimos un mes de casados, cuando era el día de los enamorados tampoco. Es un tipo muy frío, me sacó las ganas de todo”.

Vea también: Daniel Tognetti habló sobre la polémica que se generó en el Congreso

Silvia Süller tildó de animal y salvaje al que fuere su esposo por un mes

Silvia Süller lo tildó de animal y bestia porque él mismo reconoció que quería comer sándwich porque no sabía comer con cubiertos. Además, señaló que ellos resultaron  ser como el agua y el aceite.

La mediática contó que estaba contenta con lo del casamiento. Era como una obra de teatro que la terminas haciendo propia. Me la estaba creyendo. Cada cosa que subía tenía mucha repercusión en las redes.

“Él no sabe hacer las cosas. Que haga las cosas por su lado y yo las hago por las mías. Fui una idiota yo porque Jacobo estaba desaparecido y le di un lugar para que haga prensa y se cuelgue de mis lolas. El estúpido no lo supo aprovechar”.