Reconocer síntomas del ACV puede salvar vidas

749

Al menos 15 millones de personas al año, atraviesan un Accidente Cerebro Vascular (ACV). Según la Organización Mundial de la Salud, existen señales que pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

En el 80% de las veces, lo que ocurren son los eventos isquémicos. La OMS revela que 5 millones sobreviven a un Accidente Cerebro Vascular y los otros 5 quedan en discapacidad.

Destaca que un ACV ocurre durante la pérdida de flujo sanguíneo cerebral o sangrado cerebral. En tal sentido, expertos resaltan la importancia de conocer los primeros síntomas para aumentar posibilidades de vida.

Cada 9 minutos en Argentina, 1 persona atraviesa un Accidente Cerebro Vascular. Estos datos fueron relevados tras el estudio efectuado por el Programa para la Evaluación Epidemiológica del Stroke en Tandil.

Médicos detallan que los efectos de un ataque cerebral suelen ser permanentes. Estos accidentes generan la muerte de las células y éstas son irremplazables.

Primero que todo, es necesario hacer notar que los ACV pueden prevenirse si se atacan las causas. Entre las causas destaca la hipertensión, la obesidad, la vida sedentaria, la arritmia y la hiperlipidemia.

Prevenir es la clave

Desde la Fundación Cardiológica Argentina Alejandra Agrisani destaca la importancia de reconocer rápidamente los síntomas y actuar.

Entre los principales síntomas por los cuales acudir al médico destaca el entumecimiento y debilidad facial. Por lo general quienes atraviesa un ACV, presentan adormecimiento de un lado del cuerpo. Fallas en uno de los dos ojos, confusión y dificultades para hablar y caminar.

Así mismo manifiestan dolor de cabeza, mareos, somnolencia, náuseas y vómitos. Algunas personas pueden manifestar esto por un breve periodo, momento en el cual es imprescindible acudir al especialista. Los expertos revelan que esto es conocido como ataque isquémico leve.

Especialistas explican que la hipertensión tiene una asociación directa con los Accidentes Cerebro Vasculares. De modo que al minimizar los factores de riesgo se propicia una mejor salud.