Ramiro Bueno habló sobre la muerte de su padre

426

La muerte de un padre siempre genera un fuerte impacto en un hijo, en especial cuando el fallecimiento se produce en circunstancias trágicas. Precisamente, eso le tocó vivir a Ramiro Bueno, el hijo de “El Potro”.

Cabe recordar que el cantante de música tropical murió en un terrible accidente automovilístico hace diecinueve años, mientras volvía de un recital que acababa de dar.

En ese momento, el joven tenía apenas tres años y, por fortuna, tanto él como su mamá, Patricia Pachecho, no sufrieron heridas en el choque.

El futbolista y periodista deportivo habló en exclusiva con Teleshow, portal de espectáculos de Infobae, contando como vive un nuevo aniversario del fallecimiento de su padre.

“Son días complejos y complicados en cuanto a la carga emocional y anímica. Uno se hace muchas preguntas respecto a los por qué. Pero siempre hay que recordarlo con el mayor cariño del mundo”, comenzó diciendo el hijo del ídolo cordobés.

“Hoy es una mezcla de emociones fuertes, desde la tristeza y el llanto de no tenerlo, hasta la felicidad y la alegría de haber tenido un padre tan bueno como fue él”, comenzó Ramiro.

Siempre lo recuerdo con una sonrisa, pero la verdad es que hoy metés las emociones en una licuadora y te puede llegar a pasar cualquier cosa”, añadió, confirmando que se siente muy cerca de su papá porque piensa que el Potro le envía señales.

Vea también: Intratables: Escracharon a María Eugenia Vidal en Quilmes

“Me pone feliz como vivía su música”, expresó Ramiro Bueno sobre su padre

“Me pasa que si estoy pensando en él aparece una canción. Son mensajes que me manda y siento que me acompaña. Tal vez para un auto en el semáforo, yo tenía un mal día y se escucha un tema de él, eso es como que me diga ‘dale, levantá la cabeza’”, explicó Bueno.

Luego narró la manera en que ve a su progenitor en la actualidad, pese a que cuando el músico falleció él era apenas un niño. “Me pone feliz como vivía su música, tan aferrado a ella, la luchó siempre y quiso dejar el legado de su música, interpretaba sus canciones de una forma impresionante”, aseguró.

 A continuación, reconoció que se tatuó en su brazo un caballo con un micrófono. “Siempre lo había querido hacer, ya tengo uno de mi mamá y después veremos si metemos algo más de tinta. Esto representa el amor y agradecimiento eterno que voy a tener hacia él”, señaló el veinteañero.