Par de Argentinos revelaron vulnerabilidad  de robots

424

Debido a sus amplios conocimientos en el área tecnológica, un par de argentinos demostraron que existe la posibilidad de tomar el control de un robot ajeno.

La demostración fue llevada a cabo por el par de hombres expertos en seguridad informática, quienes fueron los encargados de auditar las principales marcas mundiales de robots, encontrando una serie de fallas que los hacían altamente vulnerables a hackeos en los que era posible cambiarles la configuración para la cual fueron creados.

El sueño de toda persona de tener un asistente en el trabajo o en el hogar, que se el robot capaz de llevar a cabo una serie de tareas con la mayor confianza, ahora no parece una tarea tan sencilla, debido a que esos objetos tecnológicos no son cien por ciento seguros.

El par de expertos que con sus teorías y su practicidad han demostrado que tan vulnerables pueden ser los robots son Cesar Cerrudo de 42 años y Lucas Apa de 29, quienes en una conferencia mundial pudieron mostrar como estas ingeniosas creaciones pueden ser utilizas para hacer mal, debido a que las mismas poseen una serie de limitaciones en materia de seguridad que las hacen altamente manipulables desde el exterior.

Tales declaraciones fueron expuestas en la conferencia Hack in The Box en Singapur.

Cerrudo y Apa indicaron “En el mes de febrero encontramos muchísimos problemas y se los reportamos a las principales empresas del mundo, pero no nos escucharon y ahora lo hicimos público para contar el potencial dañino”.

Entre las marcas evaluadas por el par de expertos destacan modelos de la Sofbank, Ubtech, Robotis, Universal Robots, Asratec Corp y Rethink Robotics.

Se pudo conocer que entre los aspectos vulnerables en los dispositivos destacan 50 tipos distintos, reportaron que el mayor peligro lo suponen los robots mayores de 20 kilos de peso y que al ser reconfigurados, podrían lanzar objetos y causar daños, destacaron además que los mas pequeños usados en hogares y centros de salud, pueden ser hackeados, poniendo en riesgo las vidas de las personas.




Deja un comentario