OA pidió la elevación a juicio oral del caso Hotesur

204

La Oficina Anticorrupción (OA) solicitó la elevación a juicio oral del caso Hotesur, en el que está procesada la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre otros, por presunto lavado de dinero a través de falsos alquileres de plazas hoteleras a la exfamilia presidencial.

De hecho, con la presentación del organismo que lidera Laura Alonso, el juez federal Julián Ercolini quedó en condiciones de elevar la causa a juicio oral dado que ya recibió las respuestas de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de los fiscales del caso, según publicó Télam.

Asimismo, en esta investigación también se procesaron los hijos de la exjefa de Estado, Máximo y Florencia Kirchner, además de los empresarios Lázaro Báez y Martín Báez, así como otras 13 personas por el delito de lavado de activos.

Asimismo, según el documento, entre el 30 de mayo de 2007 y el 12 de noviembre de 2015, los que deben rendir indagatoria pusieron en circulación dinero “proveniente de un ilícito penal, canalizado a través de la actividad del hotel Alto Calafate perteneciente a la sociedad Hotesur S.A. y de la hostería Las Dunas, ambos emprendimientos de propiedad de la familia Kirchner, de modo tal de otorgarle al dinero aplicado, que ascendió a sumas millonarias, una “apariencia de legalidad”.

Vea también: Gerardo Morales desaprobó ley que privatiza salud a extranjeros

“Lázaro Antonio Báez fue uno de los que se benefició con contratos”, dijo la OA

El dinero de origen ilegal provenía “de la adjudicación irregular y fraudulenta de contratos de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz a las empresas de Lázaro Antonio Báez, por la suma total, actualizada a 2016, de 46 mil millones de pesos, durante el período 2003-2015, en que el matrimonio compuesto por Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabeth Fernández de Kirchner ocuparon, sucesivamente, la presidencia de la nación.

En ese sentido, la pareja presidencial beneficiaron a Lázaro Antonio Báez, amigo personal del primero de ellos, con la mayor porción de contratos de obra pública vial en esa provincia. Esto se estableció en la “causa Obra Pública”, en la cual comenzará el juicio oral contra los imputados a fines de este mes.

En el escrito se expone que tanto Hotesur S.A. –sociedad propietaria del hotel Alto Calafate- como la hostería Las Dunas tiene como propietario a Néstor Kirchner con el único propósito de que él y su familia fueran los destinatarios finales de una porción de los fondos que ilícitamente adquirieron las empresas de Lázaro Antonio Báez, quienes se alejaron o distanciaron ya de su origen delictual.

De este modo, la entonces familia presidencial pudiera disponer, bajo la apariencia de una genuina actividad hotelera, de las ganancias ilícitas que obtuvo Báez mediante la adjudicación fraudulenta de los contratos de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz”.