Neuromarketing: ¿Cómo descubrir los deseos profundos de nuestros clientes?

107

El hecho de querer conocer a profundidad los anhelos de nuestros clientes es un tema que por muchos años ha inquietado todos aquellos que trabajan con marketing y a las empresas que desean vender sus productos de manera exitosa. Con la implementación del neuromarketing y las ventajas del neuromarketing se evidencia resultados significativos en esta área.

Néstor Braidot, especialista en neurociencias aplicadas al desarrollo de organizaciones y personas, explicó que a partir de la década del 90, conocida también como la década del cerebro por los estudios que se lograron ejecutar con cerebros humanos en funcionamiento, se comenzaron a aplicar estrategias conocidas como neuromarketing, neuromanagement y neuroventas que son disciplinas de avanzada para entender cómo los clientes toman decisiones frente a un producto servicio.

“La posibilidad de escanear cerebros humanos mientras están en actividad permitió desarrollar herramientas otrora inimaginables para indagar las necesidades de los clientes y descubrir los mecanismos mediante los cuales éstas se convierten en deseos y, posteriormente, en demanda de productos y servicios”, manifestó el experto.

Para descubrir los deseos profundos de los clientes ahora se utilizan técnicas que permiten analizar tanto las conductas observables como aquellas que tienen su origen en las profundidades cerebrales. 

“Hablamos de investigación en datos simple, grupos de influencia, características y personalidad, pero las más importantes son las investigaciones en procesos cerebrales que explican de forma profunda las variables que determinan la percepción y el comportamiento el cliente”, dijo Braidot.

Sin embargo el catedrático aclaró que la influencia de la sociedad es un punto muy importante a destacar porque ella moldea nuestras acciones y la manera en la que se satisfacen las necesidades. El ser humano no se puede estudiar desde el punto de vista biológico sino también desde el punto de vista social. 

“Asimismo, y para una mejor comprensión sobre la conversión de deseos en demanda, es fundamental verificar qué tipo de memorias emocionales y episódicas están vinculadas con determinados productos y servicios, así como también con las marcas que los amparan. Ello ayudará también a definir cuáles son las asociaciones que influyen en su posicionamiento”, detalló Néstor Braidot.

El ser humano es una máquina compleja en la que muchos factores inciden directamente por eso es tan necesario ir a profundidad para entender el racionamiento y el poder que tienen las emociones.

Si deseas conocer más sobre neuromarketing puedes interiorizarte en el Posgrado que ofrece Braidot: Haz click aquí