Miguel Ángel Pichetto desaprobó la expropiación a Vicentin

137

El ex candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, afirmó que la expropiación de Vicentin es una pésima señal para el sector privado. Asimismo, consideró que la soberanía alimentaria es un concepto arcaico.

No estoy de acuerdo, me parece que es una medida que conlleva una pésima señal para el sector privado. Se mete con un sector muy potente. No veo conveniente que el Estado se haga cargo”.

Asimismo, Picheto determinó que el camino que debería seguir el gobierno son las exportaciones y generar divisas, y no con argumentos viejos. Al contrario, se refirió a lo que denominan como soberanía alimentaria, a la que aludió el presidente Alberto Fernández para avanzar con la medida.

No lo comparto, es un concepto viejo”. De igual manera, salió al cruce tras los dichos de Santiago Cafiero, y sostuvo que fue “una estupidez. El ex mandatario Mauricio Macri hubiese hecho todo para cuidar la salud de los argentinos durante la pandemia”.

De acuerdo con lo anterior sostuvo que degrada a la política argentina que un jefe de Gabinete rebaje a un ex presidente. Además, se mostró crítico sobre las declaraciones de Cafiero sobre si hubiese estado Macri en la Presidencia durante la pandemia hubiera sido una catástrofe.

Vea también: Omar Perotti opinó sobre la intervención de Vicentin

Miguel Ángel Pichetto y otros dirigentes políticos se mostraron en contra de la expropiación de Vicentin

Pichetto manifestó que el aporte del jefe de Gabinete, Cafiero era realmente pobre. A su vez, muchas voces las que se proclamaron en contra del anuncio de expropiación de la empresa Vicentin. Por ejemplo, el periodista Marcelo Longobardi arremetió contra el gobierno.

“El presidente, con argumentos bastante flojos y en un estado de visible incomodidad anunció la expropiación de una compañía agropecuaria. Un Estado quebrado, comprando una empresa quebrada. Es interesante intentar entender cómo una compañía que estaba en un mercado próspero, estaba quebrada”.

En esa misma línea crítica, la UIA, mediante sus directivos expuso que la decisión no respetó un principio básico de seguridad jurídica, no es facultad del Poder Ejecutivo intervenir una empresa que se encuentra en concurso de acreedores.

“Este hecho es grave, la seguridad jurídica es un atributo central que proporciona la confianza para llevar a cabo las inversiones productivas que imperiosamente requiere nuestro país”.