Mauricio Macri: “Los argentinos tienen que aguantar”

289

Luego de una jornada preocupante en el mercado cambiario, el presidente de la nación, Mauricio Macri, se refirió a la suba del dólar y volvió a hacer énfasis a su pedido de que “los argentinos tienen que aguantar” y “tirar del mismo carro”.

Asimismo, la moneda del país norteamericano trepó por encima de los $45 en algunas entidades financieras y registró un nuevo máximo histórico al finalizar la jornada a $44,92 promedio para la venta ante una firme demanda de divisas pese a que el Banco Central elevó otra vez la tasa de Leliq.

De hecho, lo que más preocupa es que el “billete verde” acumuló un aumento en lo que va del mes de casi 12% a pesar de las elevadas tasas de interés dispuestas por el Banco Central.

“No hay soluciones mágicas. Los argentinos tienen que aguantar. Todos los argentinos tenemos que tirar del mismo carro“, recalcó el jefe de Estado en un rally de entrevistas radiales.

Vea también: Carlos Beraldi: Florencia “no está en condiciones de regresar al país”

“Nadie la tiene fácil en el mundo”, afirmó Mauricio Macri

“Es muy importante que lo entendamos. Nadie la tiene fácil en el mundo. El dólar sube lo mismo en Brasil, en Turquía y en todas partes“, intentó explicar el mandatario nacional.

Y continuó su explicación diciendo: “Hay cosas que pasan que tienen que ver con el mundo. Hoy nosotros tenemos una política monetaria seria. Vamos a tener un superávit comercial de 10 mil millones de dólares, el turismo receptivo crece todos los días”.

Para finalizar su discurso de espera, Macri aseguró de forma contundente: “Han pasado cosas que nos dan mayor solidez, lo que no significa que si el mundo se devalúa frente al dólar, nosotros no devaluaremos. Dar marcha atrás sería una catástrofe”.

En tanto al encabezar la apertura de la edición número ocho del Congreso Internacional de la Lengua Española, el presidente admitió: “No se puede vivir con esta inflación. En las reformas económicas, con el punto de partida espantoso, que nos quedamos sin crédito y la sequía, nos dimos un golpe espantoso”.