Mauricio Macri aseguró que el crecimiento no se logra con atajos

393

El presidente Mauricio Macri hizo acto de presencia en el municipio bonaerense de Olavarría para recorrer la planta de la cementera Loma Negra y volvió a remarcar la importancia de trabajar sin atajo o fórmulas mágicas.

Asimismo, remarcó que la producción de cemento va en alza y los números de marzo ya superan los de febrero. “La última vez, en el 2017, anunciaron esta ampliación que ahora va a duplicar la capacidad de esta planta y es como el 40% más de la producción de la empresa”, explicó en su discurso.

Al mismo tiempo resaltó que, en ese momento, “crecíamos sobre una economía frágil, con una macro economía muy débil como la que teníamos y estas situaciones imprevisibles que nos abordaron en el 2018 nos llevaron a vivir estos meses de inestabilidad que los estamos cambiando con convicción”.

Pase a ello, reconoció que los argentinos “no cambiaron sus planes, se aferraron fuerte al timón y mantuvieron el rumbo y eso es lo que estamos haciendo como país”. “Hemos probado a lo largo de estos 50 años recetas milagrosas, atajos que no nos llevaron a ningún lugar más que a frustrarnos”, reprochó.

Vea también: Felipe Sola estuvo en la Expoagro 2019

“El crecimiento económico es lento”, refirió Mauricio Macri

Al hacer referencia a la planta Loma Negra, señaló que se está viviendo una “lenta recuperación” y que “febrero nos ha sorprendido con un muy buenos números: 921 mil toneladas de cemento vendidas.

Eso lo transforma en el febrero de mayor volumen y 17% más que en enero y marzo ya viene mejor que febrero, esto es evidencia de que vamos en una lenta recuperación”.

“Sé que esto no significa que hemos llegado donde queríamos llegar, esto significa que estamos saliendo de ese pantano que entramos en abril del año pasado y esta vez a diferencia de otras lo estamos haciendo sobre bases sólidas”, aseguró. También agregó que “todo lo que va en serio cuesta, pero estamos trabajando para solucionar los problemas de fondo”.

Para concluir, habló sobre las épocas pasadas y remarcó que el cambio de cepos fue lo que “destruyó la importación argentina, fue un suicidio económico”. Luego de superar esto, Macri aseguró que “no volvimos a caer en esa trampa, dijimos vamos a ir por el camino que ya fueron los que nos rodean, lo chilenos, los uruguayos, los peruanos que hacen rato tiene estabilidad, no lidian con la inflación y tienen crédito en el banco”.

Yo estoy acá para ayudar”, concluyó el jefe de Estado, no sin antes volver a remarcar que el suyo es el único camino para la recuperación económica del país.