Laura Fernández habló sobre la posibilidad de ser mamá

1051

La actriz Laurita Fernández está de lo más feliz, disfrutando de su mejor momento. Con una carrera artística en ascenso, siendo estos días protagonista de una obra que llegó a interpretar Susana Giménez y con una relación de pareja estable junto a Nicolás Cabré. De hecho, su novio se encuentra en Mar del Plata junto a ella, debido a la temporada teatral. Y por esos días, fueron fotografiados junto a la hija del actor y la China Suárez, Rufina, con quien Laura Fernández parece llevársela muy bien. ¿Será que está pensando ser mamá?

Durante una amplia entrevista para DiarioShowLaurita Fernández reveló en qué situación se encuentra con  Nicolás Cabré y qué deseos tienen. Al principio, la actriz habló sobre su carrera:

“Unas personas me dicen que todo se me presentó muy rápido, pero les aclaro que comencé muy chica y hace muchos años. Fui descubriendo cosas como la conducción y esto surgió a partir de animar fiestas infantiles, ya que en ese entonces la plata no me alcanzaba ni para mis gastos. Y fue acertado porque se puede conducir hasta cuando quieras, en cambio, el rol de bailarina tiene un tiempo útil de vida”. Aseveró

Lee también:

Raúl Lavié realizó una reflexión sobre la reciente muerte de su hijo

Luego le preguntaron si se sentía afortunada en el trabajo y en el amor, a lo que Laurita Fernández respondió: “Estamos disfrutando mucho. Encontré en Nico mucha paz y tranquilidad. La pasamos muy bien”. Entonces, le consultaron si quería ser madre. “Me encantaría formar una familia, pero no está en los planes hoy”.

Asimismo,  Laurita Fernández dijo que con su antigua pareja, Federico Bal, no había pensado en ser mamá. “La verdad que no: todo lo contrario. No me imaginaba casándome ni tampoco siendo mamá joven. La posibilidad de ser mamá se me despertó ahora, quizás por el hecho de ser más grande”, confesó para sorpresa de todos.

Finalmente, Laurita Fernández concluyó hablando de qué es lo que más le incomoda en una relación.

“Me molesta la mentira más chiquita porque rompe con una confianza y un lazo de tranquilidad en la pareja. Al entregar el corazón, la traición modifica todo: se quiebra la confianza y la seguridad. Cuando se termina el amor, prefiero decir la verdad y que cada uno siga su camino. Pero mentirle a alguien que te brinda su contención, su afecto, su solidaridad, me resulta desafortunado”. Y para cerrar: “Al aburrimiento no le tengo miedo porque soy muy tranquila. A mí me encantaría una pareja para toda la vida y envejecer junto a él. Es un lindo sueño”.