Julio De Vido podría enfrentarse a juicio oral y público

498

El exministro de Planificación, que se encuentra preso, Julio De Vido podría enfrentarse a juicio oral y público en la causa de las coimas pagadas a Odebrecht, la constructora brasilera. El exfuncionario kirchnerista se encuentra en un proceso por beneficiar con obras públicas al gigante sudamericano que llegó a pagar sobornos de hasta USD 35 millones en el periodo K.

Asimismo, ello lo requirió el fiscal Federico Delgado e incluyó en la medida a los también están inmersos en la causa el exsecretario de Energía Daniel Cameron y los exsubsecretarios Bautista Marche Marcheschi (Energía Eléctrica) y Cristina Folgar (Combustibles).

Estos exfuncionarios, según el fiscal, intervinieron en las negociaciones “en aras de beneficiar los intereses particulares de la Constructora Odebrecht SA, empresa que resultó adjudicataria de los contratos de prestación de servicios requeridos para la ejecución de la mencionada obra pública”.

“Durante el proceso de proyección, aprobación y contratación de la obra pública Ampliación Gasoductos TGN y TGS obras 2006-2008, financiado en el marco del plan Fideicomiso gas, existió un desvío de la voluntad negocial por parte de los funcionarios que representaron a la administración pública”, afirmó el funcionario judicial.

Vea también: Luis Malvido Cargó Contra Los Gremios En Conflicto Aeronáutico

Se acusó a Julio De Vido de facilitar un beneficio indebido

Se conoció que se acusó a De Vido de “facilitar y posibilitar la actuación espuria de otros funcionarios, quienes dictaron diferentes notas, orientadas a crear un beneficio indebido para la constructora Odebrecht”, en el marco de la adjudicación de contratos para ampliar los gasoductos Norte y Sur entre 2006 y 2008.

De igual forma, esta decisión ratifica las palabras del juez Rafecas, quien, al momento de procesar a los exfuncionarios, afirmó que no había “margen de duda” respecto del “rol esencial que tenía el ministro De Vido en relación a los procedimientos irregulares investigados”.

“Es posible afirmar que De Vido no pudo carecer de conocimiento -cuanto menos, de los trazos más gruesos-, respecto del modo y la vía por la que la Constructora Norberto Odebrecht ingresó al desarrollo de las obras de infraestructura”, señaló el magistrado.

Finalmente, para Rafecas “todo el proceso licitatorio habría estado enderezado desde un principio a la adjudicación del negocio a Odebrecht”. El juez  dio por probado que hubo negociaciones incompatibles.