Jorge Capitanich se reunió con los policías tras el ataque en Qom

104

Trascendió que una familia de la comunidad Qom de Chaco sufrió maltrato por parte del personal policial durante un allanamiento. En ese marco,el gobernador provincial, Jorge Capitanich, se reunió con los agentes y presentó un protocolo de actuación.

Cabe señalar que el violento episodio se registró en un video y generó repudio en la sociedad. Organizaciones y figuras políticas se expresaron al respecto en redes sociales.El mandatario se pronunció en su cuenta de Twitter tras el encuentro con la policía de Chaco.

Los hechos de violencia acaecidos en Fontana de ningún modo pueden ser avalados. El Estado debe ser ejemplo de paz y de no violencia”. Igualmente, se refirió a la agresión sistemática que sufren las comunidades originarias a lo largo de la historia. Comentó que tienen la exclusión social, de la indigencia y de la falta de reivindicación de sus derechos.

Por otra parte, Jorge Capitanich subrayó que es necesario pedir disculpas a todas las víctimas de agresión, en virtud con su experiencia personal y política.El mandatario antes de presentar el protocolo de actuación indicó que estos hechos son inadmisibles en la provincia y en el país que se pretende construir.

Vea también: Wado de Pedro pidió que se investigue al fiscal Fernando Rivarola

Jorge Capitanich aseveró que se modificará el Comité de Prevención contra la tortura

Según detalló, cuenta de ocho puntos que incluyen prevención y legislación.El gobernador chaqueño adelantó que el Comité de Prevención contra la tortura, tratos inhumanos, crueles y degradantes se modificará.

En ese sentido, el cambio incorporará temas sobre la violencia policial e institucional. Otro de los puntos refiere al protocolo de actuación ante vulneraciones de derechos humanos. Esto lo integrará la reglamentación de la guardia permanente, notificación del hecho, intervención y comunicación.

El violento episodio ocurrió el 31 de mayo en la localidad de Fontana. Un grupo de policías irrumpió en el domicilio de la familia y golpeó a sus miembros bajo amenaza con armas de fuego.

Posteriormente, detuvo a dos mujeres, un menor de edad y un joven. Después de recuperar la libertad, denunciaron abusos sexuales y torturas dentro de la comisaría. La filmación muestra a las víctimas con heridas cortantes en sus rostros.