Iñaki Urlezaga se despidió de la danza con un espectáculo en La Plata

358

Iñaki Urlezaga se despidió de la danza, luego de 25 años de carrera profesional, ante más de 120 mil personas durante los festejos organizados con motivo del 136 aniversario de la ciudad de La Plata, de donde es oriundo.

Iñaki Urlezaga bailó al son de una sinfónica de 50 músicos, con la dirección de Gerardo Gardelin.  Elena Roger cantó “Love of my life” y “Show must go on” de Queen. Manuel Wirzt interpretó “Rasguña las piedras”, “El amor después del amor”, “Los pájaros perdidos”, “Persiana americana” y “El día que me quieras”.

“El repertorio debía ser popular, porque la gente no creo que venga solamente a ver ballet. Son todas piezas que yo bailé en mi vida, no elegí nada nuevo, quería estar cómodo”, explicó  Iñaki Urlezaga.

El último baile de Urlezaga duró una hora. Al cierre del evento, el intendente platense Julio Garro le entregó la llave de la ciudad al bailarín, quien brilló en el escenario acompañado por Elena Roger y Manuel Wirzt.

Lee también: ¡Francisco Vázquez es el ganador de Talento Fox!

“Estamos felices de que un hijo pródigo de La Plata haya elegido una fecha tan especial para todos los platenses para cerrar su destacada carrera”, manifestó Garro quien agregó que “es un orgullo que tantas familias hayan podido disfrutar de un espectáculo de tantísima calidad de manera libre y gratuita”.

La distinción se dio en el marco de los festejos que se realizaron en Plaza Moreno y sobre la Avenida 51 con la instalación de puestos gastronómicos y de productores, con motivo de conmemorar un nuevo aniversario de la ciudad.

Iñaki Urlezaga manifestó su regocijo por haber tomado la decisión de despedirse en su ciudad natal: “Empecé en La Plata y terminé acá. Arranqué muy chico, terminé adulto”. expresó con gran emoción el bailarín.

En 2007, La Plata lo declaró con la distinción de “Ciudadano Ilustre”. Aquí cerró Iñaki Urlezaga una gira que pasó por varias ciudades de Argentina y Uruguay. Ya había declarado que: “El cierre en La Plata es la felicidad más absoluta”. Finalmente, se cumplió esa felicidad.