Germán Garavano dijo que hay “panquequismo” en la justicia

94

El ministro de Justicia, Germán Garavano, quien participó en el día de ayer de la presentación del anteproyecto del nuevo Código Procesal Civil y Comercial, habló del “panquequismo” en la Justicia.

“Puede haber algún juez o fiscal que quiera acomodarse al Gobierno de turno. A lo mejor, en Comodoro Py es donde más se ve toda esta situación“.

En la Casa Rosada, Garavano encabezó junto al presidente Mauricio Macri el acto de exhibición del nuevo texto que propone modificaciones en las normas procesales.

En ese marco, el jefe de Estado proyectó críticas sobre la Justicia, señalando que los argentinos no tienen una buena opinión de ella y acusó cierta lentitud y falta de independencia.

Asimismo, se refirió a la influencia que puede llegar a tener aunque Macri aseguró que trabajaron duro para que la política no intervenga en la justicia.

Ahora, el ministro de Justicia reconoció y cuestionó a los jueces que condicionan sus sentencias de acuerdo al poder que esté al mando. “Puede haber algún juez o fiscal que quiere acomodarse al Gobierno de turno”.

Vea también: Patricia Bullrich habló de lo que ocurrirá si pierden las elecciones

Germán Garavano: “Un sector importante de la oposición tiene una mirada diferente sobre el sistema jurídico”

El ministro contó que  un sector importante de la oposición que tiene una mirada diferente sobre el sistema jurídico. Además, señalo que para él hablar de reforma le parece prematuro para un país que necesita cumplir las reglar más que cambiarlas.

También se refirió a las declaraciones del intelectual kirchnerista Horacio González, quien pidió “reescribir la historia” con una “valoración positiva de la guerrilla de los ’70”.

Al respecto manifestó su desacuerdo con esas declaraciones. A su vez, apuntó que Argentina dejó atrás la violencia de izquierda y de cualquier sector.

Por último, se refirió a las movilizaciones que se llevarán a cabo en la Capital del Federal y varios puntos del país.

Es un lado malo de hacer política partidaria, algo que los argentinos tenemos que dejar atrás como forma de expresión política. Es una forma de afectar derechos de otros, afectar al país y usar a gente que está pasando situaciones de vulnerabilidad”.