Gerardo Romano se enfrentó a un grupo de venezolanos

1021

Gerardo Romano es uno de los personajes que más revuelo causa en los medios. A pesar de su talento indiscutible en la televisión, el actor es uno de los fervientes seguidores de la política Kirchnerista. Por ese motivo, defiende sus ideales y no tiene pelos en la lengua a la hora de opinar en lo que espera en un año electoral.

En ese sentido, Romano fue uno de los que asistió al programa A dos voces y mientras realizaba declaraciones sobre el lanzamiento del libro de Cristina Kirchner, se enfrentó con un grupo de venezolanos que también estuvieron en el ciclo de TN.

En esta ocasión, el contexto del fuerte cruce tiene que ver con el precario panorama político y económico que atraviesa Venezuela. “Lo único que falta es que ustedes opinen de la Argentina siendo inmigrantes”, dijo el famoso a la hora de hacer referencia a los episodios de violencia que se registraron en la Embajada venezolana.

Cabe destacar que en este lugar en el que se enfrentaron militantes de izquierda con los extranjeros. “La Policía de la Ciudad le disparó en la cabeza a Martín D’Agnese, un chico del Partido Comunista que estaba ejerciendo como ciudadano argentino el derecho a apoyar la no injerencia”, disparó.

A su vez, lanzó: “Está internado en el hospital Bazterrica por aplicación de la doctrina Chocobar por parte de la Policía de la Ciudad”, dijo Gerardo y provocó el accionar del grupo presente, quienes lo acusaron de falso testimonio.

Vea también: Griselda Siciliani respondió ante el pronóstico de Pampita

Declaraciones de Gerardo Romano generaron polémica y repudio de venezolanos

El kirchnerista con un notable fastidio arremetió: “Yo no estaba, pero lo ví por televisión y la televisión no miente. ¿La sangre que tenía en la cara era falsa? ¿El policía disparándole era falso? ¿Qué es lo que era falso?”.

Al mismo tiempo, agregó: “Estoy hablando de la Argentina y de un ciudadano argentino que tiene derecho a protestar y de la policía argentina, no estoy hablando de Venezuela”.

Para finalizar, según PrimiciasYa, el mediático aclaró que no conoce a Maduro ni tampoco lo defiende. Por supuesto, sus palabras provocaron la inmediata respuesta de los venezolanos: “Señor, a mí me gustaría preguntarle a usted, tanto que apoya a Maduro…”, fue el inicio del descargo.

“Vámonos a Caracas a caminar cualquier calle sin gente, sin escoltas, sin carros, a ver si usted quiere seguir apoyando a Maduro. La indiferencia también mata”. Y otra de las mujeres lo retó: “Vayan a vivir a Venezuela un mes, yo les doy mi casa”, concluyeron los inmigrantes con evidente indignación.