Elisa Carrió intentará meter de candidato a gobernador a Rubén Manzi

201

Elisa Carrió continúa con su meta de introducir a su candidato a gobernador en Catamarca. Esto se debe a que los socios locales de Cambiemos tienen otros planes. Si bien la candidatura fue acordada a nivel nacional por “Lilita” con los popes del PRO, la dirigente nacional no puede conseguir el consenso interno para que el doctor Rubén Manzi (ARI-CC) sea el contendiente por la primera candidatura del frente oficialista.

Asimismo, el prejuicio de que todo se decide en Buenos Aires revela una vieja rebeldía de los distritos del interior del país. Si bien históricamente se impusieron “nombres”, también lo es que cada vez se acepta menos esta metodología. En el caso de Catamarca, la fuerza o peso de Carrió y su relación directa con Macri no alcanzaron para alinear al resto de los socios de Cambiemos detrás de la figura del prestigioso médico.

De igual forma, hubo un operativo mediático para “hacer decir” al diputado nacional Brizuela del Moral y al senador nacional Oscar Castillo que “no veían mal” que Manzi encabezará una fórmula gubernamental, pero la verdad es que ninguno de los exgobernadores del Frente Cívico y Social lo dijeron explícitamente, ni a título personal ni en nombre de los sectores radicales que conducen.

Vea también: Elisa Carrió ratificó su apoyo a Mauricio Macri y Cambiemos

Elecciones de Catamarca son una lotería, por eso la insistencia de Elisa Carrió

La coyuntura política de Catamarca es una lotería. Las torpezas y excesiva confianza/relajamiento del oficialismo (FJPV) abrió las puertas de la esperanza a la oposición. Por ello, de no tener candidatos, pasó a tener varios dirigentes locales de Cambiemos dispuestos a capitalizar fundamentalmente el voto bronca por las graves falencias del gabinete y los colaboradores de la gobernadora Lucía Corpacci. Además, suma la interna peronista que hace mella en el oficialismo provincial, y especulan con que Macri pueda repuntar a nivel nacional.

No obstante, en cuanto al candidato de Carrió, le está costando no solo con el radicalismo, sino con el PRO local. Con relación al macrismo catamarqueño, con la renovación de la conducción partidaria ya tiene mucho, pues viene de una intervención y ahora resulta que aparecieron impugnaciones que amenazan con traer otro escándalo partidario.