El Tributo en homenaje a Luis Landriscina en Córdoba

392

El tributo en homenaje al conocido narrador de cuentos chaqueño Luis Landriscina se realizó este lunes a la noche en la ciudad de Córdoba en el marco de los festejos por el Día Nacional del Humor.

La función tuvo lugar en un Teatro Real repleto en el marco de las actividades organizadas rumbo al VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que se realizará del 27 al 30 de marzo de 2019 en Córdoba y lo recaudado en esta función fue a beneficio de la Fundación Yuyaicú que dirige el padre Mariano Oberlin.

El acto comenzó con una conversación entre Luis Landriscina y el conductor del programa Juntos de Cadena 3, Mario Pereyra. Luego, humoristas de distintos puntos del país actuaron en el homenaje al maestro del humor criollo.

Heredero de la tradición de los narradores criollos, Luis Landriscina ha sido portavoz de las regiones culturales de la Argentina a partir de su establecimiento en Buenos Aires. El humorismo fue el sello distintivo con el cual Luis Landriscina difundió costumbres, trazó perfiles y relató leyendas que son parte del patrimonio intangible.

Lee también:

Iñaki Urlezaga se despidió de la danza con un espectáculo en La Plata

¿Quién era Luis Landriscina?

Luis Landriscina nació el 19 de diciembre de 1935, en Colonia Baranda, hijo de un matrimonio de inmigrantes italianos formado por Luigi Ladriscina y Filomena Cursi. La capacidad para hacer reír se manifestó tempranamente, en el aula de la escuela primaria. Su habilidad para sembrar historias y cosechar sonrisas continuó en el teatro vocacional de la parroquia de Villa Angela.

Cuentista y recitador, llegó a la Capital Nacional del Folklore como integrante de la delegación de su provincia, el Chaco. Traía consigo la fama de hacer humor con historias de la vida en el campo. Alguna vez dijo que era un chaqueño nacido en Cosquín.

Apenas subió al escenario, a las 21.30, Luis Landriscina expresó su gratitud a la provincia mediterránea: “A Córdoba le debo haber nacido artísticamente en Cosquín, allá por el año 64 en un enero que llovía”.

Al final de la velada, subieron al escenario los más de 100 humoristas que fueron al Teatro Real y se confundieron en emocionados abrazos y saludos con Luis Landriscina.