Eduardo Buzzi rechazó las comparaciones y pidió paciencia

250

El presidente de la Fundación Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, resaltó que las retenciones son un mal impuesto. Además, apuntó que a los productores no les gusta ser los primeros de la fila.

Por ese motivo, señaló que  en Argentina hay una situación muy crítica por lo que es necesario entender el contexto completo. A su vez, contó que habló con el presidente Alberto Fernández.

Como bien trascendió el Gobierno decretó una modificación en las cifras de las cargas impositivas para el sector rural.  Por ese motivo, el referente del campo aseveró que las retenciones forman parte de un mal impuesto, y a los productores este hecho no les cae en gracia.

Al mismo tiempo aseguró que en Argentina hay hambre, a raíz de una situación crítica. También refirió que aunque no le gustan las retenciones, es preciso entender el contexto.

Yo entiendo que haya molestia en los productores, pero estamos en crisis social, hay gente muy exacerbada con la confrontación y la grieta, no hay que alimentarlos”.

Al mismo tiempo, aseguró que las tasas actualizadas son muy semejantes a las de hace un año. La diferencia es que “durante el macrismo las hubo para el lío financiero”.

Vea también: Graciela Camaño analizó la situación económica que recibirá el Gobierno

Eduardo Buzzi rechazó las comparaciones con lo que ocurrió en 2008 y pidió paciencia

El referente del campo, resaltó que esta no es la misma situación que en 2008. Por ello rechazó las comparaciones con el enfrentamiento entre el Gobierno de Cristina Kirchner con el los agropecuarios por la resolución 225.

No estamos en un conflicto como aquel, en esa oportunidad teníamos razón pero este, es un contexto distinto”. Por eso, pese a que no le gusta ser los primeros en ajustarse a las medidas del nuevo Gobierno, llamó a ser pacientes y dialogar.

Para concluir su diálogo con “Crónica Anunciada”, de Futurock FM, Buzzi contó lo llamó Alberto Fernández para solidarizarse por el procesamiento que recibió por cortar rutas en 2008.

Me dijo que quiere tener al campo como aliano, no como enemigo. No estamos frente a un Guillermo Moreno, se puede dialogar. Hay que darle a la política una oportunidad”.