Dolores en las piernas es común en 30 % de ancianos

310

Aproximadamente un 30 % de las personas de la tercera edad, manifiestan dolores en las piernas

Al parecer esta es una afección que se relaciona grandemente con la edad. Expertos sostienen que esta sintomatología empieza a aparecer a partir de los 65 años de edad.

Para evitar este tipo de dolencias, la Organización Mundial de la Salud recomienda ejercitarse 150 minutos a la semana.

Básicamente sostienen que este tipo de dolor puede ser la alerta de alguna enfermedad. No debe descartarse que la afección puede producirse debido a la vida sedentaria. Por lo general la inmovilización va generando deterioro del sistema muscular y todo el organismo.

Las personas al llegar a la tercera edad, dejan de ejercitarse y tratan de moverse lo menos posible. Esta práctica resulta altamente negativa para los adultos mayores, ya que afecta las articulaciones.

Ejercitarse 150 minutos a la semana

Al perder la autonomía de la locomoción, se pueden sobrevenir problemas, físicos, mentales y emocionales.

Según expertos del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, 30 % de las consultas son por esta causa. Ya que a partir de la primera consulta se puede hacer el diagnóstico y plan de recuperación.

Kinesiólogos pueden hacerle mejorar la aptitud física y la función muscular. De modo que poco a poco, pueden restablecer y optimizar sus capacidades para estar más saludables.

Desde este centro afirmaron que las terapias están orientadas a mejorar la fuerza, elasticidad y evitar la atrofia muscular. Además recomiendan desarrollar una serie de ejercicios que trabajan en la prevención de enfermedades.

Esto con el objetivo de minimizar y prevenir afecciones que puedan desarrollarse. Si un adulto mayor permanece activo, tiene menos propensión a desarrollar afecciones en piernas.

Es esencial además orientarles en que pueden tener limitaciones funcionales que pueden corregirse con uso de trípodes o bastones. De modo de impulsarlos a intentarlo, mantener el equilibrio y desarrollar sus actividades con la mayor independencia posible.

Los problemas en las piernas, pueden ocurrir por fallas en la circulación. Si el dolor llega a las piernas, puede advertir un problema de compresión nerviosa. Lo importante es acudir al especialista para hallar la causa y ejercitarse para mantenerse activo.




Deja un comentario