Descubren que las plantas si pueden sentir dolor

693

Biólogos señalan que contrariamente a lo que se creía, las plantas si pueden sentir dolor

A través de una interesante investigación lograron determinar que el dolor puede recorrer toda su estructura.

Tal y como los seres humanos sienten un pinchazo y este se registra, las plantas también sienten. Los especialistas sostienen que el dolor de las plantas puede atravesar toda su estructura.  A través de este mecanismo son capaces de activar su sistema de defensas contra los depredadores.

Dicha investigación fue realizada por un grupo de biólogos de la Universidad de Wake Forest en Carolina del Norte.  Los expertos sostienen que las plantas pueden sentir cuando les arrancan una hoja o son mordidas por un insecto.

Al “Sentir” el daño, las plantas son capaces de activar una reacción química. De esta manera logran activar su sistema de defensa.

La información sobre esta investigación fue desplegada en el medio Russia Today. La misma causó gran impacto dado que no se creía podían sentir algo en particular.

Activan su propio sistema de defensa

Por tanto los biólogos señalan que esta reacción es similar al sistema nervioso de los animales. Explican que “Las plantas son estacionarias y no pueden escapar de los herbívoros”. Por ello,  deben responder con defensas químicas para disuadirlos y reparar el tejido dañado.

Expertos refirieron que esto es posible gracias a la comunicación por medio de iones de calcio. Los mismos se envían a toda la planta por medio de los receptores activados por glutamato extracelular. Con relación a la velocidad, estos pueden ser enviados hasta 120 metros por segundo.

Para corroborar la teoría, los biólogos lograron documentar este proceso en video. Allí pudieron mostrar al mundo, como la planta es capaz de compartir información en tan sólo segundos con su estructura.

Con esta comprobación se espera crear conciencia sobre el trato que debe dársele a la naturaleza. Romper una planta, quemarla, y golpearla, genera una reacción en cadena. De modo que sigue tomando forma que si pueden sentir, también pueden escuchar la vibración de quienes les hablan. Sigue entonces la ciencia avanzando en la comprensión del mundo natural, a través de este descubrimiento.