Daniel Santoro negó las acusaciones del juez Ramos Padilla

183

Luego de la citación a declarar en la causa por espionaje ilegal y extorsión, el periodista Daniel Santoro negó realizar esas actividades y estar inmerso en la causa.

Por medio de un descargo, Santoro consideró que la citación judicial constituye “un paso hacia la criminalización del ejercicio del periodismo”.

Por su parte, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, citó a declaración indagatoria al periodista Daniel Santoro para el próximo martes 25 de junio, en el marco de la causa por espionaje y extorsión contra Marcelo D’Alessio.

Esto se debe a que para el magistrado se corroboró la “participación” del periodista “en las actividades ilegales que llevaba adelante la organización delictiva investigada”.

“Santoro, además de ser un usuario de la información que le proveía la misma con posible conocimiento de que provenía de actividades de inteligencia prohibidas que se realizaban sobre empresarios o dirigentes políticos”, dijo Ramos Padilla.

También habría brindado de manera confidencial información a Marcelo D’Alessio respecto de las actividades de sus colegas, que luego eran reportadas a otros miembros de la asociación ilícita”, expuso el magistrado en la citación.

Vea también: Ministro Oscar Aguad se reunió con Jair Bolsonaro

“Criminalización del ejercicio del periodismo”, fue la denominación de Daniel Santoro

Santoro elaboró un descargo que publica el diario Clarín. “Niego terminantemente haber participado de actividades de espionaje ilegal. Mi llamado a indagatoria supone un paso hacia la criminalización del ejercicio del periodismo por una maniobra de ex funcionarios y empresarios K”, comenzó.

Al mismo tiempo, consideró que se trata de una maniobra que tiene como objetivo “callar” las investigaciones sobre corrupción realizada por el periodista.

Ya se había empezado a investigar mi teléfono celular, pese a fallos de la cámara federal porteña que habían incluido las comunicaciones de un periodista dentro del secreto profesional consagrado por la Constitución Nacional, lo que significa otra violación de mis derechos”, cuestionó.

No coaccioné a un exdirectivo de Pdvsa, ni tampoco al empresario Mario Cifuentes. Por otra parte, el juez me acusa “de la realización conjunta de un libro” con D’Alessio en referencia a mi último libro El Mecanismo. Con solo pedir el contrato a la editorial se comprueba la falsedad de la afirmación”, aclaró.

Por último, respondió a las acusaciones de Ramos Padilla y aseguró que el falso abogado es quien le ofreció hacer una entrevista al exdirector de Pdvsa Argentina, Gonzalo Brusa Dovat. En ese sentido negó haber realizado “métodos intimidatorios y coactivos” como señala el magistrado en la citación.