18.6 C
Buenos Aires
13 abril, 2024 10:41pm

Cuentos que no terminan como recuerdas

¿Recuerdas los cuentos que te leían cuando eras pequeño? Tal vez sí, pero probablemente los finales que te hayan contado no sean los que los cuentistas originalmente habían creado para sus obras.

Con el paso del tiempo, los cuentos y fábulas han sido suavizadas o modificadas, ya sea por censura en su momento o por lo inquietante de sus finales o moralejas.

Hagamos un repaso por los cuentos clásicos para recordarlos tal cual eran.

 

Cenicienta: lo que sea por entrar en el zapato

 

La historia de Cenicienta es un cuento de hadas clásico que ha encantado a generaciones, contando la historia de una joven amable y trabajadora que encuentra su felicidad a pesar de las adversidades. 

 

En la versión cinematográfica más famosa, la bondad de Cenicienta finalmente se ve recompensada, y ella encuentra su final feliz junto al príncipe, mientras que sus hermanastras simplemente se desvanecen en el fondo, sin enfrentar ninguna consecuencia notable por sus acciones.

 

Sin embargo, en la versión original recopilada por los Hermanos, las hermanastras intentan engañar al príncipe para casarse con él, llegando a extremos dolorosos para hacer que el zapato de cristal les quede bien. 

 

Finalmente, la verdad sale a la luz y el príncipe se da cuenta del engaño.

 

El soldadito de plomo: Juntos para siempre

 

Este cuento de Hans Christian Andersen, adaptado en numerosas ocasiones, nos cuenta la historia de un pequeño soldado de plomo, marcado por ser distinto ya que le falta una pierna, y su amor no correspondido por una delicada bailarina de papel. 

 

En las versiones más conocidas dirigidas a un público infantil, se tiende a enfatizar la naturaleza heroica del soldadito y su amor puro por la bailarina.

 

En el cuento original de Andersen, el destino final de los personajes principales es agridulce, ya que el soldadito de plomo y la bailarina encuentran su fin juntos en las llamas de una chimenea, un acto que simboliza su unión eterna en el más allá. 

 

Blancanieves y la Reina

 

En este icónico cuento, recopilado por los Hermanos Grimm, el destino final de la malvada reina contrasta fuertemente con las adaptaciones cinematográficas más conocidas, especialmente la versión de Disney de 1937. 

 

En el relato original, la reina es castigada por sus celos y maldad con un castigo tan poético como cruel: en la boda de Blancanieves y el príncipe, se ve obligada a bailar con zapatos de hierro candente hasta fallecer.

 

Por otro lado, la adaptación de Disney suaviza considerablemente este desenlace. La reina, en su forma de anciana bruja, huye de los enanitos y, en su pánico, cae de un precipicio, encontrando su fin a manos de la naturaleza y su propia torpeza.

 

La sirenita: entre el sacrificio y el final feliz

 

Esta historia de Hans Christian Andersen es un relato emotivo sobre el amor, el sacrificio y la búsqueda de la identidad, que ha sido suavizado en su paso a la gran pantalla por Disney para adaptarse a un público más joven. 

 

En el cuento original, la sirenita se enfrenta a una decisión desgarradora: cambiar su voz por piernas para estar con el príncipe humano que ama, con la condición de que, si él se casa con otra, ella se convertirá en espuma de mar. 

 

La adaptación animada de Disney, por otro lado, presenta un final feliz donde el amor y la valentía triunfan sobre la adversidad. La sirenita recibe ayuda de sus amigos marinos y, finalmente, es salvada por el príncipe, derrotando a la bruja del mar.

¿Conoces otros cuentos con un final diferente?

Estos cuentos son algunos de los que con el tiempo fueron puliendo y suavizando su final, ¡te invitamos a descubrir otros y releerlos!

 

Tal vez te interese leer: Por primera vez la Tierra recibe energía de un satélite

Más articulos

Últimas noticias