resortes para autos

¿Cuál es la función de los espirales para autos?

444

Los espirales para autos son los que mantienen e impiden que las vibraciones sufridas por las ruedas se transmitan a los pasajeros. Cuando una rueda supera un obstáculo, el resorte es comprimido acumulando energía que hará distender al resorte y oscilar varias veces hasta encontrar su equilibrio.

Según los expertos de RM Resortes, para “evitar un número excesivo de oscilaciones, se utilizan los amortiguadores, que aumentan la resistencia a los movimientos bruscos del resorte; ellos limitan las oscilaciones, restableciendo rápidamente el equilibrio del vehículo”.

Ahora bien, si mantenés los resortes en buen estado, los amortiguadores trabajan mejor, provocando una mejor adherencia de los neumáticos al piso y una mayor seguridad al conducir. 

En ese sentido, todo buen juego de resortes debe presentar dos características esenciales. La resistencia podés verificarla fácilmente, dado que el resorte se rompe cuando su resistencia es superada; mientras que la elasticidad es más complicada de notar, porque un resorte fatigado puede representar una apariencia idéntica a la de un resorte nuevo.

¿Cuándo sustituir los resortes para autos?      

Hacer un cambio de resortes en el momento preciso es el mejor modo de evitar accidentes y de garantizar la satisfacción en las reparaciones de la suspensión. 

“Los espirales para autos deben ser sustituidos cada vez que cambies los amortiguadores. Aunque ese período puede variar de acuerdo con las condiciones a las que fue sometido el vehículo, si por ejemplo fue utilizado con regularidad en terrenos accidentados o para transporte continuo de cargas; por lo que deberás realizar un control o chequeo con mayor frecuencia”, detallan los expertos en el blog de RM Resortes.

Del mismo modo, deben tomarse en cuenta las alteraciones a las que el vehículo ha sido sometido, como la colocación de accesorios que modifiquen su peso; tal es el caso de carga. G.N.C. o incluso cambios de motor de naftero a diesel, porque para estos casos se justifica el uso de resortes especiales.

Señales de cuándo hay que hacer un cambio de resortes

  • Cuando se observe desgaste o rotura de los topes de goma de la suspensión.
  • Hay desgaste prematuro de los amortiguadores, rótulas y extremos de dirección.
  • Al notar que el vehículo tiende a abrirse cada vez más al tomar una curva.
  • Existe un desgaste acelerado de los bujes de las “parrillas” (brazos oscilantes o brazos de control).
  • Cuando el vehículo esté inclinado o bajo.
  • Siempre que hayan visibles grietas, espiras rotas o se encuentren marcas de apoyo entre sí. Recordá que las dos primeras espiras y las dos últimas normalmente se encuentran más próximas entre sí que las centrales.

Dato adicional: Los resortes deben controlarse a los 50 mil kilómetros y cambiarlos a los 80 mil kilómetros.