Comer asado en grandes cantidades puede dañar el corazón

1645

La ciencia médica afirma que las grasas son riesgosas, pero el asado en grandes cantidades es perjudicial para el corazón.

Por lo general se piensa que las frituras son sólo lo más nocivo, pero la ciencia demuestra algo más. Resulta que el consumo del asado a la parrilla en grandes cantidades, puede alterarle su salud.

Esto se debe a que a largo plazo de combustible como madera o carbón para cocinar es el riesgo. Lo mismo se asocia al riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares.

Según investigaciones recientes, esta costumbre de los argentinos incide negativamente en la salud. No es la costumbre como tal, sino la cantidad de veces que se ingiere asado de esta forma.

Resulta que es la preparación del asado como tal, la que puede afectar la salud de los argentinos.

Expertos sostienen que el uso a largo plazo de combustibles sólidos para cocinar, es riesgoso. Según el informe presentado por la Sociedad Europea de Cardiología, la práctica incrementa riesgo de enfermedades del corazón.

Se pudo conocer que en esta investigación se contó con la participación de 341.730 adultos chinos. Las edades del grupo analizado oscilaba entre los 30 y 79 años. El estudio realizado entre los años 2.004 y 2.008, se basó en formas de preparar alimentos. Allí los sujetos indicaron la frecuencia en la que cocinaban y el combustible usado para tales fines.

Problema radica en uso de madera y combustible

La investigación apuntó hacia la duración de la exposición al carbón o madera. Por ello el análisis se ajustó a aquellos que lo usaban  al menos una vez a la semana y no presentaban síntomas de afecciones cardiacas.

Destaca que 22,5 % de los participantes utilizaron combustibles sólidos para cocinar durante más de 30 años. 24,6 % entre 10 y 29 años y el 53 % durante menos de 10 años o nunca.

Causó impacto que en plena fase de investigación 8.304 de los sujetos fallecieron de afecciones al corazón. Los expertos afirman  que cada década de exposición a leña y carbón puede incrementar el riesgo de muerte en 3%.

En tal sentido los científicos recomendaron el uso de electricidad o gas para cocinar. Sostienen que de esta forma puede reducirse  significativamente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Como es bien sabido, la costumbre de consumir asado en la Nación es insustituible. Expertos señalan que la frecuencia es muy alta y por ello deben tomarse alternativas para evitar poner en riesgo la salud.