Cirugías de mamas, bienestar para hombres y mujeres

498

El tamaño de los senos es un componente importante del aspecto de una mujer y cuando éstos no guardan proporción con el ideal personal pueden despertarse sentimientos de timidez y preocupación acerca de su atractivo físico.

Afortunadamente existe la cirugía plástica y cada día son más las mujeres que se animan a mejorar su cuerpo con un aumento mamario. Cristian Gansslen, reconocido cirujano plástico de la ciudad de Córdoba en Argentina, señaló que además de lo físico ésta intervención quirúrgica aumenta la confianza de una mujer en sí misma y añade un nuevo estímulo al disfrute general de la vida.

En cuanto a la intervención, el doctor Gansslen detalló que “el implante puede ser ubicado detrás de la glándula mamaria o detrás del músculo pectoral mayor, que es un músculo del tórax que está ubicado detrás de la glándula mamaria. La incisión se realiza alrededor de la areola, en el pliegue inferior de la mama o en la axila, y ésta cirugía puede realizarse a partir de los 18 años cuando la glándula mamaria ya se ha desarrollado plenamente”.

Dr. Cristian Gansslen, reconocido cirujano plástico de Córdoba

De igual manera, agregó que “la paciente se despierta y moviliza, se le coloca un corpiño de tipo deportivo y se da el alta hospitalaria. Los primeros días puede presentar sensación de presión o dolor leve, por lo que debe evitar los movimientos bruscos y levantar cosas pesadas”. No obstante, resulta una cirugía bastante sencilla que no representa grandes riesgos para el paciente.

Contrario a lo que muchos piensan, los hombres también se someten con frecuencia a las cirugías plásticas, principalmente a la Ginecomastia, la cual hace referencia a la hipertrofia de los pechos en el hombre debido al desarrollo excesivo de la glándula mamaria o de la grasa ubicada a nivel pectoral. “La ginecomastia es la enfermedad más común de la mama del sexo masculino, y se estima que el 70 % de los adolescentes y el 40 % de los adultos, se encuentran afectados en algún grado por esta patología”, informó el doctor Gansslen.

En su portal web, este cirujano plástico señala que es común que adolescentes de 13 o 14 años desarrollen cierto grado de ginecomastia, pero esto se considera fisiológico o puberal, lo cual se debe controlar y en caso de no resolverse espontáneamente es recomendable operarlo. “En los adultos, la ginecomastia se asocia al incremento de la edad, a la genética y al aumento de peso”, enfatizó el médico.  

Cabe destacar que existen condiciones patológicas que se relacionan con la deficiencia de andrógenos o el exceso de estrógenos que predisponen a la ginecomastía; en tanto, tratamientos con anabólicos u otros medicamentos, pueden generar una ginecomastia. Esta es una de las cirugías más populares, al igual que la liposucción en abdomen y cintura.

Según lo reseñado en el portal Segundo Enfoque, el doctor Gansslen insiste en que aunque se trate de intervenciones muy seguras, siempre recomienda que el paciente acuda a profesionales de primer nivel que le den la seguridad necesaria y sepan resolver todas las dudas que puedan surgir sobre la intervención.




Deja un comentario