Cigarrillos electrónicos pueden ser perjudiciales

633

Expertos reseñan que el uso de cigarrillos electrónicos pueden ocasionar efectos nocivos en los jóvenes

En los últimos años se ha regularizado el uso de los cigarrillos electrónicos, los cuales son vistos como inofensivos. Para el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos Scott Gottlieb, su uso extendido es altamente preocupante. Gottlieb sostiene que su uso puede catalogarse como “Generalizado y frecuente”.

En tal sentido, desde el Gobierno Federal emitieron una alerta, ofreciendo amplios detalles sobre estos cigarrillos. Detalla que la preocupación surge al conocerse que la adicción al cigarrillo, mata a medio millón de personas al año.

El funcionario precisó la importancia de ponerle freno a esta tendencia. Esto en función de una serie de encuestas que ofrecen información detallada al respecto.

Destacó que se incrementó en un 75 %, el uso de los cigarrillos electrónicos en chicos de secundaria.

De modo que los e-cigs se han convertido en una tendencia natural y peligrosa para los adolescentes. Manifestó que los padres comienzan a tolerar esta tendencia que es igualmente nociva.

Se cambia una adicción por otra

Es importante resaltar que desde su creación, los cigarrillos electrónicos han sido recomendados por psicólogos y médicos. Por lo general su uso estaba solo supeditado al apoyo que brindaban para dejar el hábito del cigarrillo y la nicotina.

Especialistas manifiestan que hasta los momentos, se ha ofrecido muy poca información sobre estos dispositivos. Explican que estos cigarrillos pueden generar niveles más altos de nicotina. Esto debido a que vaporizan el liquido con nicotina, generando dosis mucho más altas que las tradicionales.

Los mismos son menos nocivos pero igualmente causan daño. Funcionan como una especie de juego de cambio de hábito, por otro igualmente negativo y poco saludable.

Así mismo, el líquido del cigarrillo electrónico puede contener sustancias químicas bastante tóxicas. Algunos especialistas advierten que el hecho de aspirar puede incentivar a los usuarios, a aspirar otras sustancias.

Por tanto advierten que su uso no puede considerarse saludable ya que se cambia un hábito negativo por otro similar. En tal sentido señalan que lo mejor es buscar soluciones que apunten a la erradicación del consumo de tabaco.