Autoridades difundieron causales de la condena de Julio De Vido

192

El Tribunal Oral Federal 4 dio a conocer los fundamentos por los cuales condenó a, inicios de octubre, al exministro de Planificación, Julio De Vido, a la pena de 5 años y 8 meses de prisión al hallarlo “partícipe” de la Tragedia de Once, que ocurrió el 22 de febrero de 2012, que dejó un saldo de 52 muertos y más de 700 heridos.

Asimismo, el fallo del Tribunal, que conformaron los magistrados María Gabriela López Iñíguez, Néstor Guillermo Costabel y Pablo Bertuzzi, se dio a conocer y en él se acusa a Julio De Vido por “no haber controlado las condiciones de funcionamiento en cuanto a la utilización del material rodante, de la infraestructura, del personal trasferido y la aplicación de fondos públicos que el Estado nacional puso a disposición de la empresa Trenes de Buenos Aires S.A.”.

“En la empresa concesionaria se omitieron realizar las tareas de mantenimiento y sistemáticamente no se ejecutaron los planes que se encontraban obligados a cumplir, circunstancia que ocasionó, a criterio del  agente fiscal, un perjuicio económico al erario público, como consecuencia del grave deterioro de los bienes concesionarios (…) como así también la falta de durabilidad de las inversiones efectuadas por el Estado nacional para proceder a las reconstrucciones del material rodante solventada con fondos públicos y ejecutada por la empresa Emprendimientos Ferroviarios S.A.”, suscribe el fallo.

Vea también: Ernesto Clarens quedó a un paso de una nueva indagatoria

Otros exfuncionarios fueron absueltos a diferencia de Julio De Vido

En cuanto al otro presunto culpable, el exdirector de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), Gustavo Simeonoff, fue inocente el 10 de octubre. En ese marco, la Justicia reflexionó que el exfuncionario kirchnerista estaba al tanto de la situación en la que se encontraba el servicio ferroviario.

De igual forma, el Tribunal Oral Federal 4 avaló lo dicho por la Fiscalía, que afirmó que la tragedia se originó a raíz de “las carencias de inversiones y mantenimiento apropiado en la infraestructura, material rodante y entrenamiento de personal especializado” de la exlínea Sarmiento.

“Ante la falta de control de los entes del Estado nacional, el día 22 de febrero de 2012 la formación chapa 16, que en ese momento circulaba bajo el servicio nro. 3772 -corriendo por la vía descendente de la estación Moreno a la de Once de Septiembre (…), circuló sin un compresor y con otro en estado inoperante, con ‘freno largo'”, sumó el fallo.