ataques de reputación online

¿Cómo Defenderte De Los Ataques de Reputación Online Más Comunes?

259

En la actualidad, Internet se ha convertido en el lugar donde las noticias y la información se difunden sin límite ni control; pero también es el medio por excelencia en el que las empresas o marcas confían para abrirse paso en el mercado, o mantenerse bien consolidados en el mismo. Sin embargo, en ese camino deben enfrentarse a algunos ataques de reputación online.

Para Alejandro Daniel José, CEO de MKT Marketing Digital la reputación online no es más que “toda aquella opinión que se tiene sobre una persona, marca o empresa en las redes sociales; así como también en los blogs, resultados de motores de búsqueda y otros canales de Internet”.

De acuerdo con nuestro experto, cuando un evento afecta la reputación de una empresa en el mundo físico también lo hará en el mundo virtual, y viceversa.

“Por ejemplo, si una persona está inconforme con el servicio de un restaurante al cual visitó, por mucho que alce la voz solo los clientes que se encuentran en el lugar en ese momento se enterarán del inconveniente; pero si este cliente decide utilizar internet y las redes sociales para quejarse, el daño a la marca podría ser significativo y por ende tener repercusiones en la reputación offline”, detalló José.

Explicó que no es fácil de controlar los ataques de reputación online, y que para hacerles frente lo más idóneo es que podamos capacitarnos al respecto en algún curso de community manager; así podremos obtener las herramientas necesarias para responder con éxito ante eventualidades como esta.

ataques de reputación online

No obstante, el también CEO de Marketing Digital Experience compartió algunas de las amenazas más frecuentes y la forma de solucionarlas eficazmente.

Tipos de Ataques De Reputación Online

Alejandro José hizo especial énfasis en que no solo clientes reales, con situaciones reales usan los medios digitales; sino que también lo hacen usuarios malintencionados o la propia competencia, en aras de afectar negativamente al posicionamiento y a la reputación online de nuestra marca.

Entre las principales formas de ataques de reputación online mencionó, con su respectiva solución, las siguientes:

Ataques SEO Clásicos

Comprendidos por los Enlaces con Anchor Text negativos y los Enlaces Basura. Los primeros consisten en crear enlaces a una determinada web con un anchor text negativo, para que Google perciba ese sitio como nocivo para el usuario y reduzca entonces su visibilidad.

“La solución es simple: Disavow. Mediante la herramienta Ahrefs, podemos encontrar todas aquellas páginas que enlazan con un anchor text negativo; debemos descargar el archivo CSV y quedarnos sólo con aquellos enlaces que queramos eliminar. Posteriormente debemos pasar el archivo a formato .txt válido, e ir a Google Search Console para subir el archivo con todos los enlaces negativos que queremos desautorizar ante Google”.

Entretanto, con los Enlaces Basura no se busca que Google piense que nuestro sitio es nocivo, ni asociarnos con algo negativo, sino que el buscador crea que hemos querido mejorar el posicionamiento de nuestra web a base de enlazar nuestro sitio en múltiples páginas de poca calidad.

Ante este escenario, el CEO recomendó la misma solución que al caso anterior. “Solo que acá es más difícil, ya que no podemos filtrar por el anchor text, sino que tenemos que revisar los enlaces de uno en uno.

ataques de reputación online

Ataques de Ddos e inyecciones de código

Se trata de otros tipos de ataques de reputación online que se suelen relacionar con el Black Hat SEO; pero que en realidad no lo son, porque ni son SEO, ni Black Hat. Los ataques Ddos e inyecciones de código son ilegales.

El primero se refiere a un ataque de denegación de servicio (Ddos), es una irrupción a un sistema de ordenadores o red que tiene por consecuencia que los usuarios no puedan acceder a una página web.

“Cuando esta clase de embestida tiene un origen concreto, se pueden solucionar con pocos recursos y conocimientos, ya que no son muy complicados. Tan solo es necesario bloquear la IP desde la que se están realizando las peticiones. Si por el contrario el Ataque Ddos es variable y proviene de diferentes IPs, la solución se complica, siendo en algunos casos casi imposible de solventar”.

Ahora bien, la Inyección de código se refiere a una técnica hacking, donde se introduce un código malicioso en un sitio web invisible para los usuarios pero visible para el bot de Google. “Para conocer si nuestro sitio web tiene código inyectado sólo debemos instalar una extensión que nos permita cambiar la visión de User Agent a Google Bot”.

Lectura recomendada: Prácticos Consejos Para Crear Un Blog De Calidad