Argentina lidera lista de países con alta ingesta de alcohol

971

94,3% de los hombres y el 89.9 % de las mujeres Argentinas consumes  alcohol todos los días. Tales cifras reveladas por la Organización Mundial de la Salud  gran preocupación y alarma.

Destaca que estos altos niveles de consumo de alcohol, se traducen en riesgo de enfermedades. A esto se le suma las posibilidades de verse involucrados en accidentes domésticos, laborales o de tránsito.

La cifra revela que Argentina lidera este ranking en países de Latinoamérica. A nivel mundial, va justo detrás de Dinamarca, Noruega y Alemania. Esta lista más que generar algún tipo de orgullo, preocupa a organizaciones de salud.

Destaca que estos datos fueron consolidados a través de una importante medición. En dicho estudio comparativo se contó con la participación de 195 países. Cusa impacto que sólo en el año 2016 fallecieron en Argentina 7.700 hombres y 4.700 mujeres. Estas muertes se encuentran asociadas de manera directa a la ingesta de bebidas alcohólicas.

A nivel mundial, se contabiliza anualmente la muerte de 2,8 millones de personas por esta causa. Entre las causas más comunes se destaca muerte por enfermedades y accidentes.

Apuestan a la concientización social

Especialistas de la Organización Mundial de la Salud afirman que deben fijarse estrategias para minimizar el consumo. Algunos especialistas advierten que en la nación existe mucha publicidad que incita a la ingesta de alcohol. Por lo general esta publicidad ha estado orientada a los adultos, los más chicos se esta sumando a esta práctica.

Manifiestan que es necesario un cambio de conducta para minimizar factores de riesgo. Esto debido a que la ingesta de bebidas puede desencadenar cambios en el estado de ánimo, la memoria y la voluntad.

A esto se le suma la posibilidad de generar en el bebedor  agresividad, depresión, accidentes y contagio de infecciones. La OMS sostiene que deben crearse campañas públicas para apoyar a quienes ingieren alcohol. Expresan que no se trata de decirles que dejen de beber y ya. Detallan que el cambio de conducta debe venir a través de la concientización relacionada a la salud. Sostienen además que los jóvenes corren más riesgo, al iniciarse en este hábito nocivo a edades tempranas.




Deja un comentario