Alberto Fernández llamó a todos a trabajar juntos contra el coronavirus

139

El presidente Alberto Fernández por medio de su cuenta oficial de Twitter envió un mensaje de concordia a los ciudadanos argentinos. El mandatario escribió que el 1 de marzo convocó a los argentinos a trabajar unidos.

Esta solicitud del Presidente tiene el objetivo de poner al país de pie, porque todos están a bordo del mismo barco y la suerte individual será la suerte que se reflejará en la sociedad.

A propósito de ese momento, volvió a insistir en esa premisa, en el marco de la propagación del coronavirus en la República Argentina. Reiteró que esas palabras están más vigentes que nunca.

Hoy reitero esas palabras más que nunca. Sigamos unidos y cuidándonos”. En el comienzo de esta pandemia, el Gobierno decidió anticipar la curva de contagios y estableció una cuarentena obligatoria, que ahora se prolongará hasta el 12 de abril.

Vale destacar que esta noticia genera muchos problemas a nivel económico. Sin embargo, el presidente decidió arriesgarse, no solo en lo financiero, sino también en los conflictos que esto podría acarrear.

A diferencia de la inmensa mayoría de los argentinos, hay quienes todavía no comprenden que todos estamos subidos en un mismo barco. Que nuestra suerte será la misma como país y como sociedad”.

Vea también: Patricia Bullrich recibió una respuesta contundente por sus dichos

Alberto Fernández señaló la importancia de la solidaridad mientras pasa la pandemia

La prolongación del aislamiento social, obligatorio y preventivo generó cierto conflicto con el sector empresarial. Por ello Fernández pretende tranquilizar los ánimos en el momento donde el COVID-19 comienza a expandirse en el país.

Necesitamos trabajar conjuntamente. Todos juntos. Sabemos que cuando decimos ‘primero los últimos’, estamos marcando que hay necesidades que reclaman ser atendidas”.

De igual manera, agregó que eligió la solidaridad como base maestra de la reconstrucción nacional. Además, pidió que se entienda que en una crisis como esta los roces políticos deben ceder por el bien de la población.

“Entendamos de una vez y para siempre que, en las crisis, las banderías políticas deben ceder. La solución de nuestras frustraciones sociales no depende solo de un presidente, dependen de nuestra vocación social, de superarnos y de ser mejores”.