Alberto Fernández habló sobre la deuda externa

60

En un acto en Santiago del Estero, esta tarde el presidente, Alberto Fernández, habló acerca de la deuda externa a horas de que se cumpla el plazo que fijó el propio Gobierno.

Al respecto, manifestó que no se va a someter a la Argentina a nuevos compromisos que no pueda cumplir. Sin embargo, aseguró que desea que el mundo vea a la Argentina como un país honorable que cumple sus compromisos.

De igual forma, el jefe de Estado aclaró que ello no significa una nueva postergación del pueblo. En ese orden de ideas, Alberto Fernández comentó que lee en los diarios que el país corre el peligro de caer en default.

“Y yo me preguntó por qué mienten así. Si estamos en default desde hace meses, desde antes de diciembre que estamos en default, solo que no lo escriben, solo que lo ocultan”.

El Presidente estuvo con el gobernador local, Gerardo Zamora, el Presidente de la Nación dijo que tiene un compromiso con todos los argentinos. Además, acerca de que su administración refirió que no va a asumir ningún compromiso con la deuda que postergue en encierro de los argentinos en sus casas están esperando, que es salir, producir y hacer crecer la Argentina.

Vea también: Axel Kicillof confirmó la articulación entre Buenos Aires y la Capital Federal

Alberto Fernández apuntó que el mejor capitalismo es el que permite a todos el acceso a los productos

Fernández manifestó que no pretende someter a la Argentina a nuevos compromisos que no se pueda cumplir. También dijo que su deseo es que el mundo los vea como un país honorable que cumple sus compromisos.

Y por lo tanto no vamos a hacer más que lo que debamos hacer para que los compromisos que asumamos con nuestros acreedores no signifiquen una nueva postergación de nuestro pueblo. Ese fue el compromiso que asumí en mi campaña, yo la palabra la cumplo, yo respeto mucho la palabra”.

Del mismo modo, añadió que el mejor capitalismo es el que invierte con la perspectiva de que todos accedan a lo que se produce. Sin embargo, expresó que las cosas cambiaron y un día el capitalismo le prestó más atención a las ganancias financieras que a la producción y todo empezó a desequilibrarse.