Mendoza

Al día: en Mendoza se registran casi 30 denuncias por violencia de género

112

En los primeros meses del año se acumularon más de 2 mil causas en las fiscalías de Mendoza. El 9% de los acusados quedó detenido. Guaymallén es el departamento que registra más casos

La violencia de género es sin dudas el delito que más creció en los últimos años. La seguidilla de casos y un pico de femicidios en el 2016 llevaron a que en Mendoza se cree una fiscalía especial para atender estas causas. En el primer trimestre de este año se recibieron 2.519 denuncias en la provincia, lo que hace un promedio de unas 30 por día. El 9% de los acusados quedó detenido.

Si bien son muchos los expedientes que se inician a diario por los maltratos a mujeres, el porcentaje de hombres que quedan arrestados es bajo debido a los hechos que cometen. La mayoría son amenazas o lesiones leves, es decir, delitos correccionales con penas bajas que no implican encarcelamiento. Esto no significa que queden desligados. Por el contrario, son imputados pero esperan un juicio en libertad.

Cuando las acusaciones son más severas, como coacciones, lesiones graves, femicidios o tentativas, aquí sí los agresores permanecen detenidos, ya sea en el penal o en arresto domiciliario, con el uso de pulsera electrónica y prohibiciones de acercamiento.

Guaymallén a la cabeza

Lógicamente, por cantidad de habitantes, el Gran Mendoza es el sector de la provincia en el que más denuncias se efectúan. En los tres meses iniciales de 2018 se recibieron 1.710 causas en la fiscalía y es Guaymallén el de mayor número de hechos, con un total de 434. Este departamento concentró el 28% de los episodios.

Lo siguen Las Heras con 20 por ciento; Maipú con 17; 12 suma Capital; 11 Luján; Godoy Cruz 9, y Lavalle 3. Esta última comuna no pertenece al Gran Mendoza, pero está incluida dentro de la Primera Circunscripción Judicial. En promedio, en estos lugares una persona por día queda en prisión.

El juicio por Ayelén marcó la semana

De los 15 crímenes de mujeres en contexto de violencia de género en 2016, el más particular fue el de Ayelén Arroyo, la joven de 19 años asesinada por su padre, quien esta semana fue condenado a prisión perpetua.

El hecho fue caratulado como un femicidio, aunque esta vez víctima y victimario no eran pareja. Sin embargo, se determinó que Ayelén sufría violencia de género de su padre. Ella lo denunció por abuso y semanas después él la mató a puñaladas.

“Roque Arroyo (el imputado) es una persona primitiva, hipoculturizada y con baja tolerancia a la frustración. Por eso después de la denuncia reaccionó así”, explicó la fiscal de la Cuarta Cámara del Crimen, Daniela Chaler, quien participó del juicio abreviado.

“La decisión del abreviado fue por la calidad de las pruebas y para no volver a hacer declarar a una de las víctimas”, sostuvo Chaler. Es que a Arroyo lo juzgaban por el homicidio y por dos abusos, uno contra Ayelén y otro en perjuicio de su hija Marcela.

Además de estar en la cámara, Daniela Chaler es la coordinadora de la Fiscalía de Violencia de Género y explica la situación actual. “Hay muchos casos porque ahora las mujeres han tomado el valor de denunciar. Es compleja la tarea del fiscal, es difícil poder saber quién tras un primer antecedente va a cometer algo grave como para dejarlo detenido. Muchas veces, los femicidios no tienen una sola denuncia previa”.

 




Deja un comentario