Administración de Mauricio Macri beneficia a los bancos

705

El último plan de rescate del presidente Mauricio Macri, que respaldó un récord de rescate de u$s56.000 millones del Fondo Monetario Internacional, involucró el aumento de las tasas de interés más altas del mundo, que ahora están cerca del 70 por ciento.

Por ello, el Banco Central de Argentina se convirtió en una especie de prestamista. Esto se debe a que es el único lugar donde los bancos pueden estacionar su dinero de manera segura y rentable. El objetivo es sacar el efectivo de la circulación, frenar la inflación y apuntalar una moneda que perdió la mitad de su valor este año.

Asimismo, los legisladores quieren que los argentinos retengan pesos, no dólares, y que los mismos estén en depósitos bancarios. Eso está empezando a suceder. La moneda se estabilizó en el primer mes del plan del FMI y los depósitos a plazo aumentaron.

Sin embargo, después de dos décadas de volatilidad, atraer a la gente a la moneda local no es barato. Los bancos tienen que pagar más del 50% de esos depósitos a plazo. Además, para obtener ganancias, tienen que prestar a tasas aún más altas, y es difícil encontrar prestatarios solventes en una recesión.

Vea también:  CGT Exigió Al Gobierno Decreto Del Bono De Fin De Año

Mauricio Macri impulsó medidas del Banco Central  

Los requisitos de reserva para depósitos, que implementó el Banco Central, a plazo son altos, con un 25%, pero el jefe de esta entidad, Guido Sandleris, está permitiendo que los bancos mantengan parte de esas reservas en notas de siete días que se conocen como Leliqs, en lugar de efectivo.

Estos Leliqs están libres de riesgos, y pagan más del 68 por ciento. El Banco Central garantizó que la tasa no caerá por debajo del 60 por ciento hasta diciembre.

Por su parte, la analista de Moody’s Investors Service, Valeria Azconegui, dijo: “Eso le da a los bancos un margen respetable. No publicarán grandes rendimientos sobre el capital, dada la tasa de inflación del 40%. Aún así, es un amortiguador frente a otras presiones, desde los costos de financiamiento más altos hasta el desplome de los ingresos por comisiones y un aumento probable de los préstamos improductivos”

“Mientras tanto, empresas como CC Agro y Tec, que importa productos electrónicos de consumo, se están quedando fuera del sistema crediticio”, según afirmó su director financiero, Diego Valguarnera.