5 consejos para emprender tu propio negocio

411

El hecho de emprender y crear un nuevo negocio requiere valentía pero, sobre todo, seguir algunos consejos que allanarán el camino y permitirán que las cosas empiecen con buen pie. Realizar un estudio adecuado del negocio o conocer bien a los clientes potenciales son solo algunos de ellos.

¿Cómo montar un negocio desde cero?

La creación de un negocio necesita de un compromiso por parte del emprendedor, así como la fuerza suficiente como para aprender a sobrellevar los problemas y sobreponerse a ellos buscando soluciones.

Si bien es cierto que el inicio de cualquier negocio no es una tarea sencilla, sí es mucho más fácil de llevar y se pueden evitar muchos errores si se siguen los siguientes consejos.

#1. Estudia el mercado

El primer consejo que se le debe dar a alguien que decide emprender su propio negocio es que haga un estudio del mercado. Dicho estudio del mercado permitirá conocer cuál es la situación del mismo, qué necesidades presenta y de qué modo puede encajar este nuevo negocio en él. Aquí, se deben tener diferentes condicionantes en cuenta, tales como aspectos tecnológicos, sociológicos e incluso económicos.

#2. Transforma la idea en un negocio

Una vez se tiene clara la idea que se desea desarrollar y el mercado en el que se va mover, es momento de transformarla en un negocio. Para ello, siempre es aconsejable poner por escrito todo lo relacionado con la empresa, de modo que no queden flecos sueltos.

Para realizar esto, existe una herramienta muy útil, llamada Canvas Model, la cual permite  analizar y crear modelos de negocio de una manera rápida y sencilla. 

#3. Conoce a tus clientes y detecta sus necesidades

El siguiente paso es el de conocer quiénes van a ser los potenciales clientes del negocio y cuáles son las necesidades que estos tienen. Cuando se trata de conocer a un cliente es necesario realizar un estudio del perfil prácticamente exacto que va a tener el mismo, destacando un rango de edad, cuáles son sus hobbies, sus aspiraciones e incluso su estilo de vida o el lugar en el que reside. Todo ello determinará si podrá tener relación con el negocio y si esta relación podrá ser duradera.

Del mismo modo, las necesidades que pueden presentar dichos clientes son cruciales para el negocio. Saber detectarlas y ofrecerles exactamente lo que buscan será la base del mismo. Es más, seguir escuchando sus necesidades con el paso del tiempo e ir adaptando el producto o servicio a las mismas hará que el negocio siga creciendo exitosamente.

#4. Haz el cálculo de cuánto podría costarte

A la hora de emprender cualquier tipo de negocio, un elemento clave es, cómo no, la economía. Sin duda, es necesario contar con cierta base económica para poder empezar con dicho negocio hasta que este genere los beneficios suficientes como para subsistir por sí mismo.

Así pues, es necesario realizar un cálculo, lo más próximo posible, sobre cuánto podría ser el coste total del negocio. Aquí se debe incluir todo aquello que costará dinero, desde gastos fijos hasta gastos puntuales: compra a proveedores, alquiler de un local, compra de material de escritura, sueldo de trabajadores, etcétera.

#5. Crea un plan de negocios

Con todo la información anterior clara y bien recogida, es el momento de realizar el llamado plan de negocios; algo indispensable para el buen funcionamiento de cualquier empresa.

El plan de negocios será el documento por el cual se analice absolutamente todo lo relacionado con la empresa en profundidad y, a partir de esos datos, se establezcan los objetivos a lograr y las acciones que se van a realizar para ello.

Este plan de negocios debe contar, por tanto, con una descripción detallada del producto o servicio a ofrecer, del presupuesto, del tipo de cliente, etcétera.

#6. Apuesta por la publicidad

Muchas veces, hay quien cree que el marketing y la publicidad son completamente prescindibles, especialmente para negocios que tienen poco presupuesto. ¡Pero todo lo contrario! Apostar por la publicidad, especialmente en los primeros meses o años del negocio, es una decisión completamente acertada.

Destinar una parte del presupuesto a crear un plan de comunicación y marketing permitirá que el negocio se de a conocer entre el público deseado y este empiece a tener éxito. De lo contrario, será muy difícil despegar y posicionarse en el mercado adecuadamente.

Estos son los principales consejos que se le pueden dar a alguien que decide emprender su propio negocio. A grandes rasgos, se trata de realizar un análisis en profundidad de todo lo relacionado con el negocio para después poder plasmarlo y tomar decisiones en base a ello, sin renunciar a la publicidad.

Tener en cuenta cada uno de estos consejos permitirá que el negocio tenga un plan de actuación establecido, de modo que pueda empezar su andadura adecuadamente, evitando muchos problemas y errores iniciales.