Sol Bonelli explora la maternidad en la obra teatral “Mamífera”

148

Los avatares de la maternidad, podrán apreciarse en la obra teatral de Sol Bonelli “Mamífera”, en la que seguramente, muchas se verán reflejadas. Por tanto, no puede perderse la deliciosa oportunidad de disfrutar esta obra en El Camarín de las Musas. La misma se estará presentando los jueves a las 21 horas, con un valor de 250 pesos y 200 para jubilados.

La exploración del lado oscuro de la maternidad, ese que nadie quiere mostrar, es la esencia de la obra de Bonelli. Escrita y dirigida por esta talentosa mujer, muestra a la luz pública, aquellos aspectos que pocos revelan de la maternidad. Alejandra D’Agostino, es coautora del texto y además actriz del unipersonal, que le da sabor a este montaje.

Devela oscuros secretos de la maternidad

Con relación a la puesta en escena, las historias transcurren en la cotidianidad del hogar. La vida en solitario de una madre, que debe enfrentar desde cosas sencillas con su bebé. También narra lo riesgoso o temible que puede convertirse el salir del hogar, para una entrevista. Muestran Esa parte de la vida de las mujeres, que definitivamente no puede encontrarse en libros o guías. Demuestra, como la mujer debe sortear miedos y obstáculos para salir adelante. Desafía y pone al género femenino, a explorar las capacidades, para las que no están preparados los hombres.

Vale destacar que esta obra fue estrenada en 2017. Su contenido, sirvió de ejemplo para la Cátedra de Historia Argentina III de la Facultad de Filosofía de la UBA. Autoridades la consideraron un elemento clave, y por ello presentaron la función en el marco del Taller de Historia de Género.

Con relación a la construcción de esta obra, Bonelli manifestó que el tener dos hijos en año y medio fue su inspiración. Al reunirse con D’Agostino, vieron que tenían una historia entre manos. Ambas coincidían en vivencias, que las mujeres atraviesan, pero que muy pocas, se atreven a contar.

“Tenía escritos algunos relatos de mi cesárea y varias escenas en torno a ese momento. Alejandra también”. Manifestó Bonelli, que lo vivido tiene un cierto aire de teatralidad que es imposible esconder. Por ello, muestran su visión de la crianza urbana y en solitario. Recuerda, que las madres enfrentan la mayor carga, porque los hombres, al tercer día, van a sus trabajos. La experiencia en si misma te encierra en un mundo, que promete absorber a las mujeres. El sentimiento e instinto de protección es tan grande, que no desean exponer a sus criaturas. En esos avatares, mujeres pueden quedar relegadas a la función de sólo madres, olvidando su esencia femenina y su rol de emprendedoras.  Una pieza aleccionadora, que servirá de catarsis para aquellas mujeres que han atravesado la maternidad.




Deja un comentario