Kendall Jenner empatadísima con Blake Griffin

367

Kendall Jenner, modelo internacional e hija de los mediáticos Kris y Caitlyn Jenner, se le ha visto muy contenta al lado del basquetbolista de los Clippers, Blake Griffin, por lo que todo indica que la esbelta chica y el talentoso atleta serían pareja desde hace varios meses.

La última vez “pillaron” a Jenner en un partido, animando y sufriendo mucho al ver a Griffin jugar en escena, lo que generó fuertes sospechas debido a tan extraña actitud.

Además de esto, han estado muy juntos en las últimas semanas, aunque no tomados de la mano o en actitud abiertamente amorosa, pero sí manteniendo una tensa cercanía, como para que no se sepa el secreto de su ¿Noviazgo, quizás?.

Cercanos a la pareja confirmaron a la prensa que efectivamente estarían saliendo en plan de novios, pero a la fecha ninguno de sus representantes ha querido afirmar o negar tales declaraciones.

“Han hecho todo lo que se supone hace una pareja romántica: Ir a cenar a restaurantes (sólo los dos), asistir a conciertos, ver películas de terror juntos, entre otras cosas, pero quieren mantener todo bajo perfil”, comentó una fuente.

De acuerdo a un reconocido portal web estadounidense, Jenner salió hace dos meses con una de sus mejores amigas al restaurant de moda “Craigs”, y allí llegaron los jugadores de la NBA, Blake Griffin y Chandler Parsons. Quienes estuvieron cerca del cuarteto, sabían que era una especie de cita doble, puesto que las chispas entre la modelo y el rubio eran muy fuertes.

Blake estaba más emocionado con Kendall que al revés, por la manera en la que él la miraba y le sonreía. La miraba mucho. Se hicieron arrumacos en la parte de atrás del coche, y partieron juntos hasta el club Nightingale Plaza”, destacó la referida página de noticias.

Desde entonces, siempre que Jenner tiene algún evento, se ve cerca el jugador o viceversa. La elegante modelo es conocida por mantener su vida amorosa en privado, a diferencia de sus extravagantes hermanas: Kim, Kourtney, Khloé y Kylie, quienes siempre han sido el blanco perfecto de la prensa rosa, debido a sus sonadas rupturas y extraños amoríos de verano.