fiebre amarilla

Fiebre amarilla: Personas hacen largas colas para vacunarse

116

La vacuna de la fiebre amarilla hay que aplicársela al menos diez días antes de viajar a determinadas zonas de Brasil

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó ayer vacunarse contra la fiebre amarilla a todas las personas que viajen a zonas afectadas de Brasil, y se disparó la demanda de la vacuna entre los argentinos que eligieron las playas de ese país para pasar las vacaciones. Cientos de personas se acercaron a diferentes puntos de vacunación e hicieron largas filas para llevarse la seguridad de estar inmunizados contra este virus que es transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Pero los centros se vieron desbordados: algunas personas llegaron a las 6 de la mañana y los turnos comenzaron a repartirse a las 10. Muchos se fueron sin aplicarse la vacuna.

Personas esperan largas horas y recorren varios centros para poder vacunarse

En Sanidad de Frontera, que se mudó de Puerto Madero a La Boca, atienden por demanda espontánea de lunes a viernes, de 10 a 15, y entregan números según la cantidad de dosis de fiebre amarilla que estén disponibles cada día. Ayer 750 personas obtuvieron su ticket y esperaron más de tres horas para su aplicación. Otras hicieron fila para esperar que aparezca algún remanente, que no llegó, y se retiraron descontentos.

Otros recorrieron varios centros para conseguir su vacuna. Mariana Pettorozzi llegó de Quilmes. “Viajo con mi hermana a Buzios. Nos enteramos por los medios sobre los casos de fiebre amarilla y vinimos a vacunarnos por seguridad”. Nubia Vargas también decidió vacunarse, aunque está a destiempo con la fecha de viaje, ya que se recomienda aplicar la vacuna al menos diez días antes de partir. Se va el sábado a Camboriú. “La agencia de viajes nunca me avisó”, dijo. “Me aplico la vacuna por seguridad, aunque la zona no está incluida en la lista de emergencia”, agregó.

Paula Fernández verificó los centros de vacunación en la web del Ministerio Salud y pasó por un hospital de Flores antes de llegar a La Boca. “Como ahí ya no se aplicaban, vine rápido y tuve suerte”, aseguró. En unos días viajará a Río de Janeiro.

La vacuna no requiere refuerzos

Según la OMS, la vacuna de la fiebre amarilla brinda una inmunidad efectiva al 99 % y no requiere la aplicación de refuerzos: la protección que otorga es de por vida.

Si bien hay centros de vacunación gratuita que pueden verificarse en la web del Ministerio de Salud o en la de Buenos Aires Ciudad, hay establecimientos privados que aplican esta dosis con costo.

En el centro Stamboulian se puede adquirir la vacuna, aunque quedan pocas dosis. Allí cuesta $ 834 y otorgan certificados homologados por el Ministerio de Salud, aunque las autoridades sanitarias de Brasil anunciaron que no solicitan a los turistas argentinos certificado internacional de vacunación para ingresar a sus territorios. El doctor Pablo Elmassian advierte que “la vacuna no está exenta de efectos secundarios” y recomienda que “todas las personas mayores de 60 años, de menos de 9 meses, embarazadas o en etapa de lactancia, personas con enfermedades inmunosupresoras o con medicación que altere las defensas consulten con su médico de cabecera antes de aplicársela”.

Recordemos que la fiebre amarilla se transmite a través de la picadura de mosquitos. Puede prevenirse con repelentes, usando ropa clara o manga larga; a través de la vacunación y también colocando mosquiteros o usando aire acondicionado en los hospedajes. La OMS recomendó vacunarse contra este virus a todos los que viajen a áreas de riesgo en el norte e interior de Brasil, fundamentalmente a San Pablo y a quienes se trasladen a Florianópolis o al área de Rio Grande do Sul por tierra. Y también a quienes viajen a Río de Janeiro.

 

 




Deja un comentario