Estos ‘remakes’ superaron a las películas originales

133

La gran afluencia de ‘remakes’, secuelas y “recuelas” es el principal argumento de quienes afirman que la industria del cine está estancada y pugnando por salir adelante pese a la escasez de ideas.

Las películas más exitosas de cada año no suelen ser propuestas originales, en favor de nuevas versiones o continuaciones de films anteriormente exitosos, sin que por lo general tengan demasiada calidad.

No obstante, hay ocasiones en las que el ‘remake’ de turno consigue llevar a un producto digno, e incluso superar al material primario. Ha sucedido muy pocas veces como para que alguien siga pensando que es una buena idea, pero cuando ha sucedido el resultado ha sido impecable, y ha compensado las remesas interminables de ‘remakes’ que nos bombardean cada año.

A continuación, te ofrecemos una lista de algunos excepcionales casos en los que una nueva versión superó a la clásica:

It (Andy Muschietti, 2017): ha conseguido más fans que la anterior adaptación de la novela, dirigida en 1990 por Tommy Lee Wallace.

El precio del poder (Brian De Palma, 1984): tan legendario es este ‘remake’, que ya se está preparando una nueva versión con Diego Luna.

Esencia de mujer (Martin Brest, 1992): Al Pacino ganó el Oscar cuando protagonizó este ‘remake’ del film italiano Perfume de mujer (Dino Risi, 1974).

La cosa, el enigma de otro mundo (John Carpenter, 1982): Carpenter tomó una película de los años cincuenta, producida por Howard Hawks, y firmó un producto tremendamente aterrador que pone a prueba tu estómago estés en la década que estés.

La seducción (Sofia Coppola, 2017): era un ‘remake’ de El seductor y costaba imaginarse qué podía hallar interesante Coppola en un ‘western’ vanguardista protagonizado por Clint Eastwood.

El cabo del miedo (Martin Scorsese, 1991): la película de los sesenta ya daba bastante miedo de por sí, pero con el toque de Scorsese quedó un film de terror psicológico de impecable factura.




Deja un comentario