Descubrí cómo tus células pueden comerse tu tatuaje

68

Se trata de las células conocidas como macrófagas, las cuales son capaces de devorar la tinta de un tatuaje. Hasta hace muy poco tiempo se creía que un tatuaje era para siempre, científicos podrían demostrar lo contrario.

Los tatuajes eran vistos como algo definitivo. Los mismos pese a aclararse, permanecían en el cuerpo como una sombra. Aquellas personas interesadas en eliminarlos, debían someterse a costosos tratamientos. Los tratamientos usados en removerlos se realizan con un láser que deja marcas blanquecinas.

Nuevas investigaciones podrían demostrar que los tatuajes pueden removerse, de manera prácticamente, natural. Investigadores del Centro de Inmunología de Marsella-Luminy y la Universidad Aix-Marsella, en Francia desarrollaron un estudio especial. El mismo ha consistido en investigar el funcionamiento de los macrófagos que se encuentran en la piel. El estudio arrojó la existencia de macrófagos, que son capaces de remover tatuajes de la piel.

Tatuajes podrían removerse para siempre

“Las células que comen”, se encuentran presentes en el sistema inmunitario y tejidos del organismo. Ellas, poseen la capacidad de ingerir, destruir bacterias y células dañadas, a través de la fagocitosis.

Quedaron impactados, al ver cómo estas células, son capaces de tragarse la tinta de los tatuajes. A través de una secuencia continua, los macrófagos mueres y liberan la tinta que es consumida por otro macrófago.

Según una de las inmunólogas de este proyecto Sandrine Henri, la sucesión de macrófagos se encuentra en estudio. Ya que esta es la razón, por la cual la tinta muestra permanencia en la piel.  El ciclo natural de los macrófagos imposibilita que el cuerpo pueda deshacerse de los restos de tinta, ya que pigmentos son muy grandes.

Henri afirmó en la publicación Scientific American, que dan un giro a este descubrimiento. En tal sentido, intentan desarrollar un método que aporte instrucciones precisas al sistema inmune para inhibir su funcionamiento.




Deja un comentario