Córdoba está invadido por las langostas

117

Vecinos de la localidad Villa Rumipal, ubicada en Córdoba, especificamente en el departamento Calamuchita, a unos 115 kilómetros de la capital provincial están alertas, luego de presenciar una invansión de langostas.

Inmediatamente la gente comenzó a subir a YouTube videos en donde se puede ver la gran cantidad de esos insectos presentes en la zona.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agropecuaria (Senasa) anunció un mes atrás que desde mediados de junio y hasta fines de agosto se había constatado la aparición de la plaga en Chaco, Formosa, Santa Fe, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja, Córdoba y Tucumán, con presencia además en países limítrofes como Paraguay y Bolivia.

En días pasados especialistas detectaron que en Córdoba las langostas habían puesto huevos, lo que hacía prever un incremento de la población para estos días. La nueva generación está vinculada con el invierno benigno que atraviesa el norte del país.

La langosta es una plaga que intimida a los cultivos, campos de pastoreo y montes. Este animal tiene la capacidad de trasladarse por aire hasta 150 kilómetros por día y reposa en sitios donde la vegetación es densa, como montes naturales.

La especie de langosta presente en la Argentina se le conoce como Schistocerca cancellata. Sus ejemplares adultos miden entre unos 5,5 y 6,5 cm de longitud, sin embargo los machos pueden ser ligeramente más pequeños.

El ciclo reproductivo del insecto consta usualmente de dos generaciones anuales con mayor actividad durante los meses cálidos. Pero con inviernos benignos, como el actual, pueden darse tres generaciones. Luego del apareamiento, las hembras perforan la tierra y entierran a varios centímetros de profundidad una espiga que aloja los huevos. En épocas de oviposición un solo individuo puede depositar hasta 180 huevos cada diez días.




Deja un comentario