Con inmunoterapia esperan controlar la sífilis

246

Dado que la sífilis presenta un alza preocupante en el mundo, especialistas investigan alternativas para su tratamiento. Esta enfermedad de transmisión sexual, va en aumento, en la población de trabajadoras sexuales y quienes solicitan este servicio.

La ausencia de medidas de protección, hace que los riesgos sean mayores. Autoridades sanitarias temen el repunte de esta enfermedad, que genera graves consecuencias. Destacan que el incremento se produce en países del tercer mundo y no existen campañas informativas al respecto.

Según la Organización Mundial de la Salud, 10,7 millones de personas entre los 15 y los 49 años padecieron sífilis en 2012. Anualmente se contabilizan 5,6 millones de personas contagiadas con esta infección.

Es la segunda causa de muerte fetal

En tal sentido, especialistas médicos apuntan al desarrollo de tratamientos a partir de la inmunoterapia. Como es bien sabido, la inmunoterapia, es una técnica que está dando excelentes resultados para la curación del cáncer.

Vale resaltar que un grupo de especialistas norteamericanos, se encuentra desarrollando una vacuna contra la sífilis. La misma se efectúa a través de la identificación de las proteínas de la bacteria. Al parecer, con inmunoterapia, puede atacarse a la bacteria y reducirla.

Dicha investigación se desarrolló en la Universidad de Connecticut, el equipo centró su esfuerzo en la identificación de proteínas. Ellos analizaron la membrana externa de la T. pallidum, la espiroqueta que produce esta enfermedad. De esta forma, buscan crear el anticuerpo, para combatir la enfermedad. De esta manera, buscan desarrollar una vacuna que sea altamente eficaz, contra este padecimiento.

Es necesario resaltar que la sífilis es difícil de estudiar en laboratorios, debido a su especificidad. Como pocos saben, aparte de los humanos, sólo los conejos pueden contagiarse con el virus. A diferencia de los humanos, los conejos, eliminan este padecimiento de forma rápida y natural. En el ser humano, es difícil, y es la segunda causa de muerte fetal y aborto.




Deja un comentario