Caso Rugbier: Le otorgaron el beneficio de prisión domiciliaria a Julieta Silva

100

Julieta Silva, la chica que fue detenida hace más de un mes por atropellar y matar a su pereja rugbier Genaro Fortunato, salió de prisión bajo la condición de arresto domiciliario.

La mujer de 29 años de edad permaneció 52 días en la cárcel hasta que hoy, un tribunal de San Rafael, en segunda instancia, resolvió que la joven consiguiera el beneficio de la prisión domiciliaria hasta que la causa llegue a juicio oral. “Es homicidio culposo u homicidio con dolo eventual”. Así los jueces descartaron la imputación inicial de homicidio doblemente agravado por alevosía y por el vínculo, que significaba una pena de prisión perpetua.

Con esto la situación penal de Silva da un giro enorme, pues con la acusación original, la mujer tenía que pasar al menos 35 años tras las rejas, pues la pena prevista era de prisión perpetua. Ahora las penas posibles son de 8 a 25 años por dolo eventual o de 2 a 5 años por homicidio culposo.

Algo que jugó a favor de Silva es que es madre de dos chicos, uno de 5 años y otro de 10, frutos de su anterior matrimonio, por lo que al momento de brindarle el beneficio de la prisión domiciliaria, pesó el argumento jurídico de que la mujer debe cuidar a sus hijos.

Según este nuevo fallo, la Justicia entiende que Silva no tuvo intención de matarlo y fue un accidente (homicidio culposo) o la mujer tuvo que haberse representado que, al realizar una determinada acción, podría ocasionarle a su novio y, pese a prever ese posible resultado, continuó con su accionar y no hizo nada para evitarlo (dolo eventual).

“Esa mujer nos destrozó la vida”, expresó entre sollozos Graciela Linares, mamá de Genaro, al hablar frente al tribunal. En la audiencia de apelación, también hicieron su descargo los abogados de la defensa y la querella y la fiscal Andrea Rossi.




Deja un comentario