22.7 C
Buenos Aires
27 febrero, 2024 12:45am

¿Qué es una arquitectura de sistemas distribuídos?

Cada vez más empresas están optando por implementar una arquitectura de sistemas distribuidos antes que otras opciones de infraestructura IT.

Éstos consisten, en esencia, en distribuir la totalidad de las tareas que involucran los procesos productivos entre diversos programas, bases de datos y servidores, parea así mejorar los ritmos de trabajo, la eficiencia e, incluso, la seguridad.

Compañías como Preteco llevan ya muchos años ayudando a las empresas que buscan implementar una arquitectura de sistemas distribuidos de forma sencilla y segura. Ellos se aseguran de que las soluciones que implementan se amolden a las necesidades y objetivos particulares de cada compañía.

De esa forma, no existen arquitecturas default, sino que cada una de ellas es única y diferente, diseñada de manera 100% personalizada. Esto es indispensable para el óptimo funcionamiento de estos tipos de arquitecturas IT.

¿Cómo funciona la arquitectura de sistemas distribuidos?

Los sistemas entre los cuales se distribuyen los procesos reciben el nombre de nodos, y un conjunto de nodos se conoce como un cluster.

Cada uno de los nodos que integra una arquitectura de sistemas distribuidos puede ejecutar tanto aplicaciones como sistemas operativos, a la vez que es capaz de gestionar todo tipo de tareas vinculadas a los servidores y las bases de datos.

La idea es, para cada tarea, distribuir las subtareas y procesos que la integran entre los nodos y clusters, para así optimizar cada una de ellas y obtener un mejor resultado final.

Incluso, si una de estas subtareas o procesos demanda de mucha más potencia, se le puede asignar más de un nodo para llevarla a cabo. Eso es, una vez más, totalmente personalizable: es decisión de cada empresa el decidir cómo organizar sus nodos.

Beneficios de la arquitectura de sistemas distribuidos

  • Es una manera fácil y segura de compartir recursos entre distintos procesos y tareas
  • La arquitectura de sistemas distribuídos tiene como principal objetivo lograr un óptimo procesamiento simultáneo de tareas, el cual deviene en una mayor velocidad de respuesta y procesamiento.
  • Estos tipos de arquitecturas son altamente escalables, lo que significa que su tamaño, potencia y capacidades de almacenamiento pueden ir ampliándose con el correr del tiempo, a medida que la empresa lo vaya requiriendo. Esto se puede hacer de forma tanto horizontal como vertical.
  • Al tener todo distribuído en nodos y clusters individuales, es mucho más fácil encontrar el origen de los errores que se puedan llegar a producir. Y, en ese caso, es tan sencillo como ajustar o reemplazar el nodo o cluster en cuestión, sin tener que modificar el resto de la arquitectura de sistemas distribuidos.

¿Qué opinás de estos sistemas?

¿Pensás que la arquitectura de sistemas distribuidos podría traerle beneficios a tu compañía? ¡Dejanos tu opinión en los comentarios!

Más articulos

Últimas noticias