19.8 C
Buenos Aires
4 marzo, 2024 10:40am

Alacenas: cómo sacarles el máximo partido

Las alacenas son una pieza clave para garantizar no solo el orden sino también la eficiencia de cualquier tipo de cocina.

Las hay de distintos tamaños, formas, colores y materiales. Con puertas o sin ellas. Apoyadas sobre el piso o montadas en la pared. Las variedades son infinitas, y también lo son los usos que se les pueden dar.

A pesar de las diferencias, lo que todas ellas tienen en común es que su principal objetivo es el de ayudar a mantener el orden en la cocina, almacenando alimentos y dejándolos al alcance de la mano.

Sin embargo, su uso no está restringido sólo a los alimentos: las alacenas también pueden ser un excelente espacio para guardar la vajilla. De esa forma, se la tiene en un lugar seguro, previniendo que se rompan las piezas.

¿Cómo elegir las mejores alacenas para tu cocina?

Como ya habrá quedado claro, las alacenas tienen que ser un complemento para la cocina. Su tamaño, su material y su ubicación deben estar planificados de acuerdo al uso que planea dársele.

Una constante que se recomienda intentar mantener en todo tipo de alacenas es que sus compartimientos no sean demasiado profundos.

A todos nos ha pasado que nos dejamos algún producto olvidado en el fondo de la alacena hasta que se termina pudriendo, y no lo encontramos hasta varios meses después.

Por eso, se recomienda enviar a la alacena aquellos productos que se usan de manera habitual, y ubicarlos lo más adelante posible para facilitar su acceso.

Se debe intentar que la distancia entre las repisas de la alacena sea planificada acorde a los productos que allí se quieran guardar.

Sería un desperdicio de espacio y recursos destinar una alacena con compartimentos de 30 centímetros de alto para guardar solo frasquitos con especias.

Recordemos que lo que se busca con las alacenas es elevar la eficiencia y el orden en la cocina. Por lo tanto, cada centímetro ahorrado y bien invertido se vuelve sumamente valioso.

Además, es sumamente importante que las alacenas estén hechas de materiales lo suficientemente resistentes para poder sostener todo tipo de alimentos sin romperse bajo su peso.

Al mismo tiempo, los materiales también deben ser buenos manteniendo a raya a la humedad. En lugar de conservar los alimentos, los echa a perder más rápido. Y todo aquel que disfrute de la cocina sabe que cuidar los ingredientes es una tarea fundamental.

Por lo tanto, si estás diseñando una cocina, o si estás pensando en darle un cambio a la disposición de la que ya tenés, te invitamos a considerar implementar diversos tipos de alacenas.

Desde gabinetes hasta paredes funcionales, pasando a alacenas con cajones integrados y paredes completas llenas de estantes.

Las opciones son infinitas, y estamos seguros de que, si investigás lo suficiente, vas a poder encontrar el tipo de alacena que más se adapte a tu cocina y a tu rutina del día a día.

¿A qué estás esperando para renovar las alacenas de tu hogar? Contanos cuáles son tus tipos favoritos de alacena en los comentarios.

Si te gustó este artículo, también te invitamos a leer: Huertas en balcón, ¿cómo comenzar la tuya?

Más articulos

Últimas noticias