Adictos al Smartphone pierden relaciones sociales y personales

279

Por lo general la tecnología facilita la vida, el uso irracional del Smartphone gana adictos. Así mismo, entorpece definitivamente las relaciones sociales y personales. Psicólogos afirman que la sociedad actual se encuentra peligrosamente sumergida en su celular. Niños, jóvenes y adultos, ajustan sus patrones de vida a sus dispositivos. Esto se traduce en un cambio de patrones conductuales que hacen que muchas personas se aíslen del entorno social.

Estos dispositivos son la excusa perfecta para personas tímidas que les cuesta relacionarse cara a cara. En vez de dejar a un lado sus aprehensiones y miedos deciden escudarse detrás de sus teléfonos. También existe el caso de personas altamente sociables, quienes rompen su rutina y se sumergen en la virtualidad.

Virtualidad versus realidad

Una de las excusas es mantenerse informado, pero muchos usuarios lo usan para informar cada paso que dan. Psicólogos advierten que su uso irracional, se vincula a la ruptura de relaciones afectivas. Algunos adictos a los móviles, desarrollan amistades o se adhieren a grupos a los que dedican gran cantidad de tiempo. El calor humano las conversaciones y planes, pueden entorpecerse por esta adicción.

El riesgo, existe para todos los grupos las consultas de especialistas están llenas de pacientes con estos trastornos. La disminución del contacto físico es evidente y con ello, el deterioro de las relaciones personales.

Los móviles en ocasiones, se convierten en una vía de escapa a la realidad abrumadora. Pero expertos sostienen que al ser una adicción, afecta la condición de quienes la padecen. Este aislamiento social, es altamente perceptible en todos los espacios de la sociedad.

De modo que establecer nuevas relaciones personales se está tornando bastante difícil. Adicional a ello, las relaciones ya existentes, pueden afectarse y hasta quebrantarse.

Otro de los aspectos que preocupa a los expertos es la seguridad personal. Los elevados niveles de distracción ante un móvil, pueden generar accidentes personales. Amigos, familiares, parejas e hijos, pueden caer en dinámicas destructivas y de abandono. El móvil, puede ocasionar altos niveles de deterioro. Allí radica la importancia de establecer patrones controlados de uso. La conexión o desconexión a ciertas horas es fundamental para evitar el daño a las relaciones personales.

 

 




Deja un comentario