8 millones de niños han nacido por fertilización in vitro

230

Al cumplirse 40 años de la primera fertilización in vitro, la estadística revela que ya han nacido 8 millones de niños, con este método. De esta forma, concebir hijos aún con problemas de fertilidad, se concibe como uno de los milagros más notables de la medicina.

Fue un 25 de julio de 1.978, que la medicina dio un paso adelante, con el nacimiento del primer bebé probeta. Louise Brown, nació en Manchester, Inglaterra y se convirtió en la esperanza para las familias que no podían concebir.

En aquel entonces, los medios de comunicación, reseñaron este hecho histórico. “Concebir, lo inconcebible”, así lo tituló The New York Times, destacando el impacto que la noticia causó en ese momento.

Vale resaltar que al menos una de cada cinco parejas, tiene problemas de infertilidad. Tales estadísticas, han sido recopiladas por la Organización Mundial de la Salud, la cual refleja la importancia de este método.

Tras el nacimiento de Brown, se derrumbaron diversos mitos en torno a la infertilidad. Tras esa primera experiencia, ya hay 8 millones de niños del mundo, creados a través de la fertilización in vitro.

La primera niña probeta, fue considerada un milagro. En la actualidad, el procedimiento se ha extendido por el mundo entero, con niños producto de la fertilización.

Una solución a la infertilidad

Sólo fue hasta el 2.010, que se le otorgó el Nobel al creador de la fertilización in vitro. Como se recordará el científico Robert Edwards, enfrentó las duras críticas provenientes del Vaticano.

En esa época el monseñor Ignacio Carrasco de Paula, criticó la entrega de este premio a Edwards. El presidente de la Pontifica Academia para la Vida, usó razones éticas por las que no debería tener el premio. En tal sentido, acusó a Edwards de ser un “Mercado de Ovocitos”.

La fase inicial de fertilización, consiste en la extracción de de los ovocitos del ovario de la mujer. Tras madurarlos de manera artificial, son inseminados o reinsertados a través de una inyección introcitoplasmatica de espermatozoides. Posteriormente, los embriones son cultivados e implantados en el útero de las madres, donde se vigila su desarrollo para que la gestación.




Deja un comentario