Un paseo de verano por el Pozo Verde de Belgrano

64

La belleza de los paisajes son la excusa perfecta para conocer el Pozo Verde de Belgrano. Anímese junto a la familia, para descubrir nuevos paisajes, ejercitarse y disfrutar del aire puro.  Estos paseos por espacios naturales, llenan de gratificación el cuerpo y lo invitan a relajarse.

Para arribar, debe ubicar la entrada norte del pueblo, sobre la Ruta 5. Se accede saliendo de Villa General Belgrano por la Avenida Las Magnolias. Puede acceder a la zona en vehículo y tras estacionarlo, enrumbarse a los senderos. Visitantes pueden decidir si pasear a caballo o caminar por los senderos.  Sólo bastan 15 minutos de marcha suave, para llegar al pozo.

Una caminata para premiar sus sentidos

Visitar el Pozo Verde y el cerro mirador, es una experiencia que no debe dejar pasar por alto. Consiste en una caminata por la naturaleza, junto al arroyo, las montañas y exótica vegetación. Desde los senderos de las Sierras Chicas donde abundan las zarzamoras, podrá llegar hasta una impactante olla de agua.

Rodeada de vegetación y de verdor, el pozo se convierte en un lugar mágico, lleno de paz y tranquilidad. Con una altura de 760 metros sobre el nivel del mar, el pozo resalta por su intenso color

La calidez del sol, el ruido del agua, cantos de  pájaros y los zorzales, lo invitan a seguir la marcha. El segundo premio por esta caminata por la naturaleza, lo constituye el ascenso por el Cerro Mirador. El cerro no posee fuertes pendientes y tras 20 minutos, puede coronar la cima,  Al llegar disfrutará de una hermosa vista del pueblo y todo el Valle. Destaca que el cerro, posee una altura de 845 metros sobre el nivel del mar.  Bajarlo es un poco más cómodo y fácil.

A los visitantes se les recomienda viajar con ropa ligera y zapatos con buen agarre y llevar suministros alimenticios. La cámara fotográfica no puede faltar, a fin de captar los hermosos paisajes que le ofrecerá esta experiencia turística.




Deja un comentario